El Ministerio de Agroindustria cerró sus puertas y echa a 330 trabajadores

Esta mañana comenzaron a llegar los telegramas de despido a más de 300 empleados de la cartera de Agroindustria. El ministro Etchevehere dispuso un asueto en todos los edificios para intentar evitar las protestas contra la medida. Desde ATE denuncian que el plan es echar en total a casi mil trabajadores.

El Ministerio de Agroindustria envió ayer una tanda de 330 telegramas de despidos en todo el país, que son parte de los casi mil que concretará en los próximos meses en el marco del vaciamiento del Estado impulsado por el gobierno de Mauricio Macri, según publicó hoy Página/12. Ante la posible reacción de los gremios, que ya se declararon “en estado de alerta y movilización”, la cartera a cargo del extitular de la Sociedad Rural, Miguel Etchevehere, dispuso un asueto general hasta el lunes en la sede de Paseo Colón y Azopardo y pidió un operativo policial para custodiar ese edificio. El asueto se repitió en todos los edificios que dependen del Ministerio.

Las tres áreas de Agroindustria más afectadas por las cesantías son el Senasa (donde ya hubo 130 despidos a principio de año), el INTA y Agricultura Familiar (donde en hubo 160 en 2016). La decisión fue admitida ayer por el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, durante una reunión que mantuvo con los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, que le plantearon que dé marcha atrás con esos recortes de personal.

Los ecos de esa reunión confirmaron los trascendidos que desde anteayer circularon por las oficinas de la cartera agropecuaria, desde que autoridades de Recursos Humanos enviaron un mail a los trabajadores avisándoles, sin dar explicaciones, del “asueto por cuestiones operativas” en la sede de Paseo Colón al 900. Luego se dispuso un despliegue policial para evitar que los empleados intenten una toma del edificio.

“Más allá de que no tengamos el listado de los despedidos, sabemos que ya hay 330 de los 958 que van a haber”, confirmó Jorge Ravetti, secretario general de ATE-Senasa. Por su parte, Melina Zucchi, delegada de ese gremio en delegación que la Secretaría de Agricultura Familiar tiene en Catamarca sintetizó una imagen de la angustia: “Los compañeros están esperando al cartero. Esto es una perversión, una locura”, comentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico