El nene murió como consecuencia de múltiples golpes en el cráneo

El ministro de Seguridad de Santa Cruz, Lisandro de la Torre, afirmó que el niño de cuatro años atacado junto a su madre en las costas de la ría de Puerto Deseado, murió como consecuencia de “múltiples traumatismos” provocados con un “elemento contundente” y descartó que haya sido arrojado desde el acantilado.

La autopsia determinó que el nene falleció como consecuencia de “múltiples traumatismos” provocados con “un elemento contundente”.

“La autopsia que se realizó en la localidad de Puerto Deseado determinó que la causal de la muerte fue producto de traumatismos múltiples de cráneo, con un elemento contundente”, explicó De la Torre.

“En ningún momento hubo una caída de la persona, sino que el lugar donde estimamos (que fue asesinado), de acuerdo a las evidencias que recolectamos hasta ahora y a través de las investigaciones que realizó criminalística, fue a metros de donde se encontró el cuerpo”, afirmó el funcionario de Seguridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico