El pasajero de un micro llevaba tarjetas clonadas e intentó sobornar a gendarmes

Un pasajero que viajaba desde Formosa hacia el sur de la Patagonia fue detenido en un control que se realizó sobre la ruta Nacional 3, a la altura de San Oeste, en Río Negro. Transportaba tres equipajes con dinero en efectivo, moneda extranjera, pasaportes a su nombre de distintas nacionalidades, 600 tarjetas magnéticas como las que se utilizan para clonar tarjetas de débito y crédito, así como otros elementos para la falsificación de los plásticos. Al ser detenido intentó sobornar a los gendarmes.

Efectivos del Escuadrón Vial Sierra Grande de Gendarmería Nacional, realizaron un control de pasajeros sobre la ruta Nacional 3 a la altura de San Oeste, Río Negro, y sorprendieron a un hombre que llevaba una importante cantidad de documentación falsa y equipamiento para falsificar tarjetas.

Según se informó desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, cuando los efectivos realizaban el control de pasajeros sobre el micro, de acuerdo a las directivas del Ministerio, el hombre que ocupaba el asiento 44 se mostró excesivamente nervioso ante las preguntas de los gendarmes. Esto les llamó la atención a los efectivos y los motivó a requisar sus pertenencias ante la presencia de testigos.

Al revisar su equipaje los uniformados encontraron una impresora de tarjetas magnéticas, 616 tarjetas magnéticas en blanco, 20 tarjetas de débito de distintos bancos, un medidor de voltaje, cédulas de origen panameño y colombiano, pasaportes, 12 llaves, agendas con anotaciones y teléfonos celulares, y una importante suma de dinero en efectivo en pesos argentinos y dólares.

Los gendarmes inmediatamente procedieron a detener al hombre y en ese momento el pasajero preguntó “¿cómo se podría llegar a un arreglo?”. Su intento de soborno no hizo otra cosa que agravar su situación, ya que además de los delitos de estafa y falsificación se lo imputará por cohecho, adelantaron desde el Ministerio.

Según se confirmó, el hombre viajaba desde Formosa hacia el sur de la Patagonia, posiblemente Río Gallegos, ya que era el destino final de la unidad, aunque los investigadores no descartan que su objetivo haya sido descender en alguna ciudad de Chubut.

Finalmente, el pasajero tras su detención fue puesto a disposición del Juzgado Federal de Viedma por los delitos de estafa, falsificación y cohecho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico