El PSTU criticó a la conducción sindical petrolera por el acuerdo con Tecpetrol

El Partido Socialista de los Trabajadores Unificados planteó ayer que el acuerdo entre el Sindicato de Petroleros Privados Chubut y la compañía Tecpetrol para sostener la actividad en el yacimiento El Tordillo solo favorece a la operadora. La agrupación de izquierda advirtió que, con el resultado de 65 despidos y 40 retiros, quedó demostrado que "la mesa de negociación era una mentira" y que la postura asumida por el secretario general Jorge Avila fue "lamentable".

La regional Comodoro Rivadavia del Partido Socialista de los Trabajadores Unificados (PSTU), lamentó ayer que la conducción del Sindicato de Petroleros Privados terminara haciendo “lo que Tecpetrol pretendía” y así aceptó “los 65 despidos y los más de 40 retiros que poco tienen de voluntarios”.

En ese tono, se advirtió que, como ocurre con otros miles, los retiros voluntarios “son despidos encubiertos acompañados de una reducción salarial que llega al 35% en muchos casos. Fueron varias cifras de despidos que la operadora fue tirando a lo largo de este proceso, metiendo presión y logrando finalmente llegar a la cifra de despedidos que se había propuesto originalmente: 70 despidos”, se apuntó.

En su comunicado, el PSTU también califica de lamentable las excusas o justificaciones del gremio petrolero, como que en realidad los despidos podían llegar a ser 165 en diferentes empresas. “El mismo que decía en campaña electoral que era la garantía de estabilidad laboral, que no permitiría ningún despido y que si era necesario iba a instalar una carpa negra en Capital, termina justificando los despidos y retiros”, manifiestan.

El PSTU cuestiona: “en lugar decir que no se podía hacer otra cosa, Avila debería haber peleado. Estamos permitiendo despidos sin pelear, ni siquiera una movilización, ni hablar de un paro ni un plan de lucha que son las herramientas con las que cuenta el pueblo trabajador y sus organizaciones sindicales”.

Luego de hacer un repaso y responsabilizar también de lo sucedido a los gobiernos antiobreros y patronales , como definen a los de Mauricio Macri y Mario Das Neves, el PSTU insiste en la necesidad de avanzar hacia un “paro general de toda la Cuenca San Jorge en unidad con todos los gremios para frenar este ola de despidos y frenar la reforma laboral que se viene y tirar abajo la adenda .Necesitamos la repartición de horas para que ningún trabajador más quede en la calle y que los que fueron despedidos vuelvan a trabajar”.

Finalmente se insiste en que “siempre algo más se puede hacer, antes que seguir aceptando lo que el gobierno y las operadoras quieren, que es que trabajemos en condiciones de esclavitud. Basta de entrega y despidos, no a la adenda y a la reforma laboral, plan de lucha con un paro general ya, y jornadas de 8 horas sin reducción salarial para garantizar los puestos de trabajo para todos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico