El RAM en la agenda

En sintonía con la postura que sobre el tema tiene el gobierno de Mauricio Macri, el gobernador Mariano Arcioni rechazó ayer en la Legislatura los "métodos violentos" desplegados por el grupo RAM, al que definió como “un grupo sedicioso” y reconoció que su accionar “ha causado demasiada preocupación, y también angustia”.

En ese sentido, sostuvo que dicho grupo “ejerció la violencia para intentar sembrar el caos y el miedo” y recordó que el resultado de sus acciones fue “bosques quemados intencionalmente, camiones y vehículos asaltados, mujeres y hombres amenazados mientras transitaban por nuestras rutas, daños a plantaciones, amenazas a peones rurales y violentas manifestaciones”.

Agregó Arcioni que ellos “no representan los intereses de nuestros pueblos originarios, acostumbrados a la lucha pacífica y defender la memoria de sus ancestros mediante el diálogo”, y aseguró que “esta provincia cumplió en parte esas deudas inmemoriales y, aún no saldadas en forma completa, lo seguirá haciendo”.

“No permitiremos que la violencia imponga sus leyes. Como dije alguna vez, que el mal gane sobre el bien”, afirmó y destacó, en ese orden, la implementación de un protocolo con otras provincias patagónicas y el gobierno nacional que “nos devolvió la paz que nuestro pueblo merece” y señaló que “los únicos que no serán bienvenidos a esta tierra son aquellos que pretendan imponer la violencia”.

“No estamos en contra de los reclamos que tienen legitimidad. Al contrario, los recibimos y tratamos de dar respuestas, pero siempre utilizando una herramienta: el diálogo. Vamos a seguir combatiendo estos actos de atropello de quienes en nombre de comunidades pacíficas usan la bandera de guerra y lo estamos logrando”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico