El regreso a clases será con recreos alternados y uso de tapabocas

El ministro de Salud Fabián Puratich destacó aspectos del protocolo sanitario para garantizar las condiciones de higiene y cuidado dentro de las instituciones educativas de Chubut.

En el marco de la expectativa que vive el ámbito educativo provincial por la reanudación de la actividad escolar, el ministro de Salud, Fabián Puratich brindó detalles del protocolo sanitario que regirá a partir de marzo.

“La vuelta a clases será con la mitad de los niños por aula, en días alternados, y con buenas condiciones de higiene y ventilación. El uso de tapabocas será obligatorio dentro de las aulas, igual que el distanciamiento. Los recreos están programados de forma alternada para que no haya aglomeraciones e intercambios con otros niños dentro de la escuela”, informó el funcionario en el programa El Mirador, de Cadena Tiempo.

En el caso de que un docente presente síntomas relacionados a Covid durante la clase, Puratich marcó que “se lo aislará dentro de la institución con un barbijo quirúrgico hasta que se active el sistema sanitario. En ese caso, los niños que hayan estado a menos de dos metros durante más de 15 minutos sin protección serán considerados contacto estrecho”.

Todavía no hay una fecha estipulada para la vacunación de los docentes y auxiliares de la educación: “El ritmo de vacunación viene lento”, indicó el ministro, “porque está demorada la llegada de las vacunas. No hay una fecha precisa de una nueva llegada de vacunas a Argentina. Vamos a respetar el plan provincial de vacunación, donde después de personal de Salud viene Seguridad y posteriormente los trabajadores de la Educación. Las prioridades no se van a cambiar”.

Sobre la situación epidemiológica en la provincia destacó que en las áreas programáticas Norte, Sur y Trelew se concretaron cuatro semanas seguidas con un descenso de la curva de contagios. “Esto epidemiológicamente es muy bueno porque son dos ciclos de contagio completos que marcan que la meseta ha bajado. Hay menos casos graves”. En tanto, la situación en la Cordillera, que empezó más tardíamente al resto de la provincia, sigue siendo preocupante. “La ocupación de camas es importante. La expectativa es que para la segunda semana de febrero se estabilice la curva y empiece a haber un descenso”.

Puratich entiende que “hay como un inconsciente colectivo de que todo ya pasó”, y que eso es un “error”.

“Ya sabemos lo que pasó en otros países cuando se creyeron que todo pasó y se olvidaron de los cuidados”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico