El Valle en emergencia y temor en la Cordillera

En la ciudad del Golfo la Terapia Intensiva está con un 90% de ocupación; en Trelew advierten que ya no quedan camas y en Esquel aseguran que los casos crecerán por el mayor movimiento.

Desde el Hospital Zonal de Trelew esperan que a partir de la segunda semana de enero vuelva a crecer la curva de contagios en la ciudad. El director asociado del Hospital “Adolfo Margara”, Matías Castiñeira, no dudó: “tendremos un aumento de casos entre el 10 y el 15 de enero por la reuniones en las fiestas de fin de año”.

El profesional advirtió en Cadena Tiempo que la ocupación de camas de Terapia Intensiva del nosocomio llegó al máximo e incluso temen por el pico de contagios en las localidades del interior de la provincia que dependen del Hospital de Trelew.

Detalló que en Trelew “hace dos meses había 1.900 pacientes con Covid en nivel domiciliario”. Incluso hace 15 días el Hospital llegó a contabilizar 500 personas que trascurrían la enfermedad en sus casas, “pero hoy estamos en una curva ascendente de 750 personas. Hay una curva creciente y la cantidad de camas en Terapia las triplicamos, pero se ocuparon al 100%. Conectar una persona a un respirador nos lleva en promedio en tres semanas. Eso nos complica al ingresar nuevos pacientes, poder ventilarlos y tener una cama de inmediato”.

EN LA CORDILLERA

Acerca del aumento de casos positivos de Covid-19 en la Comarca Andina, la jefa del Departamento de Actividades Programadas para el Área (DAPA) del hospital El Bolsón, Claudia Duelle, precisó que “aun cuando los nexos están identificados, sabemos que desde hace un tiempo el virus está circulando tranquilamente por toda la comunidad”.

Aclaró enseguida que “no se lo podemos cargar al turismo, ya que todos los casos son lugareños”, y lo atribuyó “a la circulación de la gente hacia un lado y otro por toda la región, donde ya está instalado”.

Sumó que “hay familias enteras aisladas por ser contactos estrechos, que tiene el cometido de ir frenando la transmisión”. No obstante, adelantó que “van a seguir en aumento porque es un proceso que comenzó 10 o 15 días antes de las fiestas de fin de año, donde se incrementaron los contagios por las reuniones, conforme el número de hisopados que se hicieron en ese marco”.

Comparó que “el virus ha tenido un comportamiento sumamente raro. Hay localidades donde personas muy jóvenes han tenido situaciones drásticas y en otra gente de mucha edad que no ha tenido mayores complicaciones”. En referencia al contagio masivo de los abuelos y personal de un geriátrico privado de El Bolsón, la titular del DAPA remarcó que “está controlado, aunque con personas aún internadas en una clínica”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico