Engañaron a una jubilada con la venta de un celular y le sacaron $80 mil

Ocurrió en Cutral Co. La víctima indicó que el estafador llamaba desde un teléfono con característica de Buenos Aires.

Una jubilada de Cutral Co fue convencida de que debía pagar un celular que en realidad nunca había pedido, y al brindar sus datos, terminó estafada por 80 mil pesos. Desde la Policía reiteran las precauciones usuales ante llamados desconocidos.

Según relató a los medios locales el comisario Marcos Mazzone, de la Dirección de Seguridad Interior de Cutral Co y Plaza Huincul, el hecho ocurrió el miércoles, cuando una mujer de 74 años recibió un llamado aparentemente proveniente de Buenos Aires a su celular.

"Una persona masculina se hace pasar por Luis Daniel Martínez y le dice que estaba comunicándose con una señora que había adquirido un teléfono y tenía que abonarlo”, detalló y agregó que “tras hacerle un enredo de palabras, esta señora termina abonando una suma primaria de 40 mil pesos, por el supuesto teléfono que había comprado”.

De acuerdo a lo que relató la víctima en su denuncia, el hombre la terminó convenciendo de que de alguna manera la compra había sido realizada a su nombre y el no abonar el celular le generaría una deuda en su contra, por lo cual la mujer terminó accediendo a pagar, a pesar de ser consciente de no haber solicitado la adquisición de un dispositivo.

La jubilada terminó gestionando un pago por Mercado Pago a pedido del embaucador y brindándole algunos datos que se le requirieron. De esa manera, accidentalmente, le dio acceso a su cuenta. Es así que unos minutos más tarde, no sólo se encontró con el pago de 40 mil pesos que había autorizado, sino también una segunda transacción por el mismo monto.

“Después esta persona se dan cuenta de que la mujer al ser jubilada no tenía más plata en su cuenta y le piden si había otra persona que pueda pagar el resto del teléfono, donde ella le dice inocentemente que el marido si, que tenía tarjeta”, continuó Mazzone.

Al pasarle el teléfono a su marido, el hombre se negó a pagar y cortó la comunicación con el estafador.

Finalmente, tras percatarse que podía tratarse de una estafa, la jubilada se acercó al Banco Nación, donde le indicaron que para restituirle su dinero, debía hacer la denuncia policial y desconocer las compras.

Los adultos mayores son presa fácil para los estafadores en todo el país, pero la comarca petrolera es uno de los lugares en los que las víctimas de estafa no han tenido respiro de los delincuentes.

Fuente: LMNeuquén

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico