Espacios y edificios públicos sufrieron destrozos durante el fin de semana

En el Museo Ferroportuario y en el Monumento a los Caídos de Malvinas destrozaron símbolos patrios. En Kilómetro 3 atentaron contra luminarias situadas frente al Colegio Deán Funes, lo que a la vez generó inconvenientes eléctricos en ese sector. En el Cementerio de Kilómetro 9 desconocidos ingresaron y rompieron la totalidad de los vidrios de las nuevas oficinas.

Ante destrozos registrados en espacios y edificios públicos de Comodoro Rivadavia, el director municipal de Mantenimiento, Luis Correa, realizó un pedido a la comunidad sobre el cuidado de los distintos sectores. “El municipio realiza permanentes trabajos para mejorar los lugares destinados a la recreación de la comunidad, y no puede ser que malvivientes nos obliguen a reiterar esfuerzos en lugares que ya fueron reparados con anterioridad. Solicitamos a la comunidad su cuidado y denunciar cuando observen anomalías”, subrayó.

Al respecto, enumeró los distintos lugares que sufrieron actos de vandalismo durante el último fin de semana. En este sentido, afirmó: “en primera instancia se registró que manualmente se quebraron luminarias frente al Colegio Deán Funes, generando un problema eléctrico en la zona”.

“Otro hecho sucedió en el Museo Ferroportuario, donde manipularon la bandera nacional. La bajaron, la rompieron, lo que atenta contra los símbolos patrios en un edificio público”, cuestionó.

Mientras, “en la plaza en honor a Veteranos y Caídos en Malvinas, hicieron lo mismo con una bandera de grandes dimensiones. Además de romper la bases y dejar material disperso”.

En tanto, en el Cementerio de Kilómetro 9 “ingresaron y rompieron la totalidad de los vidrios de oficinas nuevas que no tuvieron su culminación de obra. Realizaron escrituras en las paredes, acto que fue repetido en la plaza Morales de Kilómetro 8”.

Correa realizó un pedido a la comunidad “de cuidar los espacios públicos y denunciar cuando observen anomalías de malvivientes. Ya que reiterar el arreglo de espacios implica inversión de dinero, horas de trabajo, tiempo y materiales. Y también nos quita tiempo para destinar en otros sectores de la ciudad que lo necesitan”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico