"Estamos al borde del colapso"

Enfermeros de Terapia Intensiva insisten en su delicada situación, mientras la curva de contagios de Coronavirus no desciende.

Este martes, los trabajadores de la salud realizaron una manifestación en la avenida Yrigoyen e instalaron una carpa para protestar por las condiciones de trabajo. Aseguran que cumplen tareas que no les corresponde porque nadie quiere entrar al área COVID de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

Su situación es cada vez más angustiante. Es que a la falta de pago de sus salarios, se le suma que cada vez tienen más trabajo debido a que se suman los pacientes graves por Coronavirus en ese centro asistencial.

“Tuvimos situaciones que nos llevaron a manifestarnos y toda la UTI del hospital salió a reclamar en la calle. Se están habilitando camas por la pandemia y somos conscientes de lo que estamos viviendo, pero la situación es mal manejada. Nosotros no tenemos contención psicológica. La gente que están enviando a las UTI no está preparada; nunca estuvo en un lugar como éste y esto genera una situación muy estresante”, denunció Nazira Corbat, enfermera de la UTI del Hospital Regional.

En diálogo con El Patagónico, la trabajadora de la Salud consideró que “estamos haciendo trabajos de otro personal que no nos corresponde porque nadie quiere entrar al área COVID; nadie quiere hacer las extracciones de sangre; sacar la basura o hacer el trabajo de banco de sangre. Hacemos muchas cosas que no nos competen. Nosotros estamos ahí para cuidar al paciente y las condiciones no se dan. Se habilitan camas y estamos en una situación en la que no podemos contener a tanta gente”.

“No sabemos quién toma las decisiones. Ayer (por el lunes) nos dijeron que iban a abrir el segundo piso y nada más. Nosotros no manejamos información. No nos notifican nada y deberíamos estar informados como cualquier trabajador. Llegamos a un límite, agregado a que no cobramos nuestros sueldos. No nos sentimos cuidados y hoy tenemos compañeros que están desbordados”, advirtió la vocera.

En este sentido, Corbat subrayó que “vamos a ver si podemos llegar a un arreglo o a algo por las medidas que se van a tomar. Nosotros vamos a seguir con los reclamos sino tenemos respuestas por parte de las autoridades”.

Sobre los anuncios del gobernador Mariano Arcioni de terminar con el pago escalonado, la enfermera aseguró que “sería lo ideal que nos paguen en tiempo y forma. Así como nosotros vamos todos los días a trabajar y cumplimos con lo que nos corresponde, merecemos el mismo trato. El respeto es esencial para nosotros. No queremos más estas cuestiones de atropello y hostigamiento en el área de Enfermería”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico