Evalúan el estado de los centros de salud luego de la intensa lluvia

"Tenemos todos los centros de salud habilitados, los equipos están atendiendo y todos tienen facilidad de acceso. Está todo controlado desde el punto de vista sanitario", aseguró la directora del Hospital Regional.

El ministro de Salud del Chubut, Adrián Pizzi, visitó ayer Comodoro Rivadavia con el propósito de interiorizarse sobre la situación sanitaria de la población luego de la intensa lluvia caída. Allí se reunió con la directora del Hospital Regional, Miryám Monasterolo, y directivos del Área Programática zona Sur, para coordinar acciones preventivas.

Al respecto, la directora del Hospital Regional aseveró que “tenemos todos los centros de salud habilitados, los equipos están atendiendo y todos tienen facilidad de acceso”, y remarcó que “está todo controlado desde el punto de vista sanitario”.

“Luego de la intensa lluvia caída en la ciudad realizamos una recorrida con la directora del Área Externa, Mónica Varas, y coordinadores por los centros de salud para conocer en qué condición estaban y vimos que los accesos y los interiores estaban en buenas condiciones”, destacó la directora, agregando que “el ministro Pizzi continuaba la ronda hacia la zona sur”.

MEDIDAS DE PREVENCION

Monasterolo comentó que “estuvimos en los centros de salud del barrio Abásolo, 30 de Octubre y San Cayetano, pero la lluvia no impactó en el interior de estos centros. Solamente se anegó alguna zona y en el 30 de Octubre observamos efluentes cloacales en el patio exterior; por eso hemos tomado algunas medidas de prevención”.

“Hemos estado a disposición del Municipio para lo que necesiten”, sostuvo la directora, mencionando que “estamos trabajando para evitar contagios debido a los efluentes cloacales que aparecieron en los patios de los hogares ubicados en el barrio Juan XXIII”.

La directora provincial de Patologías Prevalentes, Teresa Strella, expresó que “en estos casos es necesario reforzar medidas de prevención y el uso de agua segura, por ese motivo, trabajamos con los equipos de los centros de salud y el área de Epidemiología”. Al respecto, Strella dijo que “debemos realizar vigilancia activa de enfermedades vinculadas (principalmente enfermedades gastrointestinales) y estar alertas por el riesgo de aumento de estas enfermedades y posibilidad de brotes”.

Desde el área Patologías Prevalentes se recomendó el lavado de manos antes de alimentar a los niños, darles de mamar y al prepararles la comida, especialmente cuando se manipula carne cruda, pollo o pescado. Luego de usar el baño o ayudar a limpiar a un niño, o bien después de cambiarle los pañales a un bebé.

Para la higiene de la casa, en caso de haber sido afectada con aguas cloacales o agua de lluvia se deberá usar calzado cubierto y guantes para limpiar; limpiar y desinfectar con lavandina las paredes, los pisos y otras superficies de la casa para luego diluir una medida de lavandina (pocillo de café- yogurt) en 10 litros de agua (un balde). Nunca mezclando lavandina y detergente en el mismo balde porque puede ser tóxico.

Asimismo, se indicó que el agua para consumo humano (beber, cocinar, bañarse) debe ser segura, esto es limpia y no contaminada: agua de red o de la canilla. En cuanto a la potabilización con cloro o lavandina se requiere agregar 2 gotas de lavandina concentrada por litro de agua, tapar el recipiente y dejar reposar 30 minutos antes de usarla.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico