Fashion trucks: la moda sobre ruedas

Como ocurre con la tendencia de los Food truck, opciones para el cuidado personal y la compra de indumentaria se suben a la moda de los locales ambulantes. Los menores costos potencian a emprendedores.

A los argentinos nos encanta importar tendencias. De la mano de la moda foodie, en los últimos años se instalaron con fuerza los Food trucks, cocinas ambulantes que se trasladan hacia grandes eventos masivos para abastecer a los visitantes, con menores costos para los comerciantes y con la ventaja de no estar enclavados en un solo lugar. Ahora esta modalidad ya está llegando a otros rubros como la indumentaria y la cosmética.

Los Fashion y Beauty trucks comenzaron a aparecer de a poco como una alternativa a los locales tradicionales de venta de ropa, peluquerías, y salones de belleza. Siempre con una estética muy cuidada y “canchera”, equipados con todo lo necesario, desde percheros y probadores, hasta sillones y espejos, se pueden ver algunos en eventos especiales en la Ciudad de Buenos Aires, en la Costa Atlántica, y en distintas grandes urbes.

“Tener un local en la costa cuesta una fortuna y tenés que esperar para que instalen todo. Se me ocurrió esto, que es armar un local en muy pocos metros cuadrados y con menos costos”, cuenta el reconocido estilista Javier Luna, en diálogo con Ámbito Biz. Hace dos veranos tuvo la idea de equipar un truck como barbería que instaló en una playa de Pinamar. Este año repitió la experiencia pero agregó un salón de belleza móvil, en el que las clientas pudieron hacerse manicura y pedicura, depilación, y corte de cabello, entre otros servicios, mientras tomaban un trago a metros del mar.

Luna, un solidario empedernido y por cuyas manos pasaron figuras de la talla de Madonna o Rod Stewart y varios famosos de la escena local, entiende la importancia del cuidado del ambiente. Es por eso que su truck cuenta con paneles de energía solar y sistema de recuperación de agua. Reconoce que esta modalidad de negocio tiene las ventajas del menor costo fijo y la movilidad, aunque no está del todo convencido que pueda funcionar para todos los días en grandes ciudades. “Puede andar para temporadas y para lugares donde hay mucha gente, pero después plantarlo en la Ciudad no es lo mismo. Como negocio mi experiencia me dice que en verano en la costa funcionó, venía muchísima gente”, opina.

Por su parte, los Fashion trucks pueden ser un complemento ideal para el e-commerce. Y es que la venta de indumentaria y calzado es uno de los rubros que más está creciendo en los canales online. Tanto es así que el año pasado Mercado Libre realizó su campaña IT Fashion Truck, de la que participaron los diseñadores Santiago Artemis, Sofía Sarkany, Florencia Monis y Bianca Siconolfi. “Decidimos ir por este formato porque nos pareció un modo de abordar una categoría muy sensorial de forma alcanzable a los consumidores”, comenta Mariela Censori, Fashion, Sports & Beauty Manager de la empresa. El truck se convirtió en una forma de “ver y tocar” el producto. “Son formas de llevar a los consumidores a completar la experiencia on line con lo físico”, agrega.

Por sus menores costos y la posibilidad de movilidad, los Fashion trucks se perfilan como una modalidad de negocio atractiva para proyectos pequeños y personales de emprendedores. De hecho, el origen de estos camiones fue la iniciativa de dos jóvenes en Los Ángeles que por la crisis económica no podían aspirar a un local. Stacey Steffe y Jeanine Romo abrieron Le Fashion Truck en 2011 en el que vendían bolsos vintage y joyas. El éxito fue tal que fundaron la American Mobile Retail Association (AMRA), que nuclea a este tipo de comerciantes y brinda asesoramiento a sus socios. El problema con el que se encuentran aquí en la Argentina es la falta de legislación que permita habilitaciones rápidas. Y es que a veces la burocracia puede hacernos perder una buena oportunidad de negocio.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico