Fue condenado por la huella digital que dejó en la escena de un robo

Aron Álvarez fue condenado a seis de prisión por un robo en el barrio Las Orquídeas de Kilómetro 5, donde el hombre dejó una huella dactilar que fue clave para condenarlo.

El pasado 26 de mayo de 2016 en un domicilio particular de la calle 4 de noviembre, en el barrio La Orquídeas de Kilómetro 5, Aron Álvarez, previo forzar la puerta trasera de la vivienda procede a sustraer diversos elementos electrónicos y dinero en efectivo.

Personal de Criminalística levantó rastros papilares de una caja, los cuales al ser cotejados en el sistema AFIS arrojaron resultado positivo para el imputado Aron Álvarez.

En la sede de los tribunales penales del barrio Roca se realizó un debate por el ilícito donde el fiscal Julio Puentes consideró probada la materialidad como la autoría del hecho a Álvarez.

Por este motivo el fiscal solicitó se lo declare penalmente responsable del delito de “robo simple” y se le imponga una pena de un año de prisión. El defensor sostuvo la inocencia de su pupilo requiriendo su absolución. Aseguró que “la causa no cuenta con pruebas suficientes” y que “no se arrimaron a la causa elementos que tengan entidad probatoria para determinar la autoría del imputado”.

Finalmente la jueza penal resolvió declarar penalmente responsable a Álvarez por el hecho e imponiéndole una pena de 6 meses de prisión de cumplimiento condicional más reglas de conducta.

El tribunal unipersonal de juicio fue integrado por Gladys Olavarría; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Julio Puentes, fiscal general; en tanto que la defensa de Álvarez fue ejercida por Ricardo Amado, abogado de la Defensa Pública.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico