Gobernadores: "Nos empujan a una rebelión"

En el espacio de diálogo que comparten los mandatarios se acordó el reclamo conjunto por el Fondo de Incentivo Docente. Una idea extrema que se planteó es que las provincias comiencen a cobrar los impuestos nacionales y le transfieran a la Nación sólo su parte. Otra propuesta que gana fuerza es la de rechazar el megaDNU dictado por Milei.

Los gobernadores de todo el país tienen un chat, muy activo. Parece que no dedicaron mucho tiempo a pensar el título del grupo: se llama 23 gobernadores y un jefe de gobierno. En ese diálogo surgió la idea, y se concretó, de presentar un reclamo de todos -firmaron los 24 ministros de Educación de las provincias- por los fondos de incentivo docente, infraestructura y apoyo escolar. Es la primera vez que todas las provincias coinciden en una iniciativa. En ese chat ya apareció una propuesta durísima si el Gobierno incumple con las transferencias a las provincias: descolgarse de la coparticipación federal, empezar a cobrar impuestos nacionales en cada distrito y transferirle a la Nación únicamente lo que corresponde.

Es una idea extrema. Todos saben que es de máxima y buena parte de ellos la descarta. Por eso, hasta ahora, en el chat hay posturas diferentes y respuestas más bien individuales: presentaciones en la Justicia, cartas documento, reclamos directos al ministro Luis "Toto" Caputo. Pero en la noche del viernes, sacaron una conclusión conjunta: terminar el diálogo con el Gobierno. “No tiene sentido. No hay con quién hablar, es un Estado paralizado”, diagnosticó uno de los gobernadores que dialogaron con Página/12.

Lo que aparece en el ánimo de buena parte, en el marco del enorme enojo que tienen, es rechazar el DNU en el Congreso, cuando empiecen las sesiones ordinarias. "Nos empujan a una rebelión", concluyen.

QUE REVELA EL WHATSAPP DE LOS GOBERNADORES

“No tenemos una receta. Esta ofensiva de un gobierno nacional contra todos los gobernadores es un fenómeno nuevo, no pasó nunca antes, no hay antecedentes. Por lo tanto, el chat de WhatsApp es un ida y vuelta de ideas”, redondea otro mandatario provincial.

La quita de recursos aplicada por Javier Milei incluye los fondos de incentivo docente, compensador del transporte, infraestructura, conectividad, la quinta hora (hora adicional de clases), los fondos para obras, el consenso federal. No se trata de fondos discrecionales, provienen de leyes o decretos.

El incentivo docente surgió de una ley y se fue renovando por decreto, pero, además, Milei prorrogó el presupuesto 2023 y todas esas transferencias -no discrecionales- figuraban en el presupuesto. “Están incumpliendo, nos quitan. Pero en algún momento mueven las negras”, sostiene un gobernador hablando de ajedrez y de que, tarde o temprano, habrá una respuesta.

LA POLITICA Y LA JUSTICIA

En el ida y vuelta de ideas, no hay unanimidad en el chat. Varios gobernadores apuestan a judicializar el conflicto. Por ejemplo, Chubut hizo una presentación por el transporte, con el argumento de que no es un fondo discrecional y surge de una ley. Río Negro judicializa los fondos educativos, también con el criterio de que el origen fue una ley pero que, además, está en el presupuesto 2024.

Todos saben que Ricardo Quintela, gobernador de La Rioja, se presentó directamente en la Corte Suprema. Algunos mandatarios piensan que es un camino de dudoso resultado. Incluso están los que descreen de judicializar la política. Del otro lado hay gobernadores que van adelante en presentaciones y que esta misma semana sumarán denuncias en los juzgados federales.

El antecedente no es muy auspicioso. Horacio Rodríguez Larreta se presentó en la Corte en 2020 reclamando fondos que supuestamente le correspondían por el traspaso de la policía a CABA. El máximo tribunal resolvió favorablemente en diciembre de 2022. A casi cuatro años de la denuncia original, la Ciudad no obtuvo ni un peso.

Entre los mandatarios provinciales hay algunos que creen que "el Gobierno nos empuja a una rebelión". Una guerra contra las provincias. “Si incumplen con lo que tienen que transferir, no debe descartarse la alternativa de descolgarnos de la coparticipación federal -sostiene uno de los más enojados-. Esto significaría que nosotros empezamos a cobrar los impuestos como Ganancias o Bienes Personales y le giraremos a la Nación lo que corresponda. Es una ruptura, pero algo tenemos que hacer. Por supuesto que no es fácil de instrumentar, pero nos están obligando”.

Los gobernadores del sur, en el chat, también mencionan alternativas duras. En las últimas semanas Chubut, Neuquén y Río Negro le advirtieron al Poder Ejecutivo que no puede licitar las concesiones de las centrales hidroeléctricas, porque el agua, según la Constitución de 1994, es de las provincias. “Por lo tanto, el poder concedente son las provincias, no la Nación.”

Las concesiones vencieron varias veces, siempre se prorrogaron, pero a fin de mes hay un nuevo vencimiento. Y son de las represas más importantes del país: Chocón, Piedra del Aguila, Futaleufú, Alicurá, entre otras.

“No podemos descartar la idea de desenchufar a Cammesa -la firma que recibe la energía y la administra para todo el país- y negociar nosotros. No nos dejan margen”.

Desde ya que estas posturas extremas no son respaldadas por la totalidad de los gobernadores. Los más cercanos al PRO y la UCR están igual de enojados, pero creen que “tal vez termine primando la sensatez”.

Fuente: Página 12

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico