Golpean a la empleada de un comercio y roban el dinero para pagar a proveedores

A las 11 de ayer dos delincuentes ingresaron a un multirrubro del barrio Los Bretes y golpearon a la única empleada que atendía en ese momento. Le exigieron que entregara todo el dinero que tenía. Se llevaron así una importante suma que los propietarios del comercio tenían para pagar a tres proveedores. "Acá no pasa ni un móvil. No pasa nadie", cuestionaron las víctimas en reclamo de mayor seguridad.

Ayer a las 11 dos delincuentes asaltaron el multirrubro “Los Bretes”, ubicado en el barrio del mismo nombre. Los ladrones actuaron a rostro descubierto. Incluso la víctima contó a El Patagónico que el vehículo en el que se desplazaban tampoco tenía vidrios polarizados.

Primero ingresó uno de ellos haciéndose pasar como cliente y pidió carne, luego dijo que no iba a comprar y pidió un producto enlatado. Trascartón se fue hasta la puerta e ingreso su cómplice. De ese modo, dejaron al descubierto sus intenciones. Golpearon a la mujer y le exigieron el dinero.

Los asaltantes agredieron incluso con puntapiés a la víctima. “Me decían que le dé más plata”, relató la trabajadora. Si no les entregaba más dinero, la iban a seguir golpeando, contó.

Los delincuentes al parecer sabían que había una caja aparte con dinero. Era una suma que los propietarios del comercio tenían para pagar ayer a tres proveedores, por lo que el monto era importante. Eso fue lo que se llevaron.

Además de los dos delincuentes que ingresaron al local, había otros dos a bordo del vehículo en el que se desplazaban y del que no se aportan las características para no entorpecer la investigación.

Tras el robo tomaron intervención efectivos de la Seccional Quinta, Brigada de Investigaciones y la Policía Científica.

“NO PASA NINGUN MOVIL”

Los efectivos de Criminalística intervinieron en la escena del robo y pudieron levantar huellas dactilares y otros indicios importantes para la causa.

Las víctimas le comentaron a este diario que a uno de los integrantes de la familia que es vecino del multirrubro, le robaron ya cinco veces. “Cinco veces tuvo que cambiar la puerta”, lamentó Walter.

El hombre comentó que por ese lugar “no pasa ningún móvil. No pasa nadie”. Una de las mujeres que trabaja en el comercio reclamó: “por más que sea privado el barrio deberían brindar seguridad”.

Walter dijo que en el sector ya hubo “20 robos en el año”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico