Gutiérrez habría sido degollado y enterrado

El cuerpo sin vida Fabián Gutiérrez, empresario y exsecretario privado de Cristina Fernández fue hallado a media mañana de hoy, aparentemente semienterrado en una zona cercana al antiguo aeropuerto de El Calafate.

Lo habrían maniatado y degollado y el crimen fue confesado ante el juez de instrucción Carlos Narvarte por uno de los cuatro jóvenes que entre las últimas horas de ayer y esta madrugada fueron detenidos por la policía en viviendas particulares e incluso se requisaron dos vehículos.

Se espera que el magistrado o bien el titular de la Secretaría de Seguridad del gobierno santacruceño brinden una conferencia de prensa para conocer detalles del homicidio que cobró repercusión nacional.

En tanto trascendieron dos de los apellidos de los detenidos, Zaeta y Monzón, quienes fueron los primeros que esta mañana prestaron declaración indagatoria ante el magistrado y uno de ellos se habría quebrado y confesado el brutal crimen.

Gutiérrez estaba desaparecido desde la noche de jueves y fue su madre que reside en Río Gallegos, la que el viernes por la tarde radicó la denuncia por su desaparición al no poder comunicarse con su hijo .

Había llegado a principios de semana en un vuelo especial de Aerolíneas Argentinas junto a otros santacruceños que permanecieron varados en Buenos Aires por la pandemia del COVID 19.

Además, en dos vehículos secuestrados de los sospechosos y en los allanamientos a viviendas particulares ordenados por el juez Narvarte, se hallaron precintos y guantes de látex.

El portal digital Ahora Calafate reveló que los celulares secuestrados a los detenidos y el que pertenece a Gutiérrez que fue hallado por un particular en la zona céntrica, estaban siendo peritados por efectivos del área Apoyo Tecnológico de la policía provincial que llegaron desde Río Gallegos.

Fuentes de la investigación indicaron al mismo medio que se habrían detectado lesiones en la espalda (rasguños), en el rostro y en una mano a uno de los detenidos, en tanto que otros tenían manchas de sangre en las prendas que llevaban puestas cuando fueron atrapados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico