Hay otro testigo que también podría reconocer a Rodrigo Nieves

Rodrigo Nieves será sometido hoy a una nueva rueda de reconocimiento de personas porque existe otro testigo presencial que está dispuesto a participar de la medida de prueba. En la audiencia del 9 de enero el imputado ya fue reconocido por el hermano de Jorge Feliciano Olivera, el joven que recibió un tiro en la cabeza el 3 de enero, presuntamente porque se habría negado a reparar el auto del imputado.

La segunda rueda de reconocimiento de persona a la que será sometido Rodrigo Nieves se llevará a cabo hoy en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y será presidida por la jueza penal Gladys Olavarría, quien subrogará al juez natural de la causa, Mariano Nicosia.

La medida de prueba fue solicitada por la fiscal general, Camila Banfi, frente a quien quedará la investigación del primer homicidio del año registrado en Comodoro Rivadavia. En tanto que el imputado no realizó ningún cambio de defensor, por lo que continuará asistido por la Defensa Pública.

Tal como lo informó El Patagónico, el 9 de enero se llevó a cabo el control de detención de Nieves y allí la funcionaria de Fiscalía, Inés Bartels le formalizó la apertura de investigación preparatoria como autor del delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego, tras lo cual se llevó a cabo la primera rueda de reconocimiento con uno de los hermanos de la víctima, el cual no dudó en reconocer al imputado como el ejecutor de los tres disparos que terminaron la vida de Jorge Feliciano.

En esa oportunidad la parte acusadora pidió que se cautele el proceso con el dictado de la prisión preventiva y el juez estimó convenientes hacerlo por el término de 60 días y el mismo plazo otorgó para culminar con la etapa preparatoria.

El ataque ocurrió alrededor de las 20 del jueves 3 de enero. Según la imputación de la Fiscalía, Rodrigo Nieves se presentó en la vivienda del barrio San Martín donde residía la Olivera y haciendo uso de un arma de fuego le efectuó tres disparos, uno de los cuales dio en la cabeza del joven mecánico, causándole heridas irreversibles que lo condujeron a la muerte en un lapso de 48 horas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico