Hoy se conoce el fallo por el canillita Faúndez

La defensa de Brian Smith -acusado por el homicidio culposo del canillita Sergio Faúndez- incorporó en el debate oral y público el testimonio del juez de faltas, Daniel Simunovic, e informes sociales y los de un perito médico. A partir de ello pidió su absolución. Hoy se conocerá el fallo del juez Jorge Odorisio. El fiscal pidió 3 años y medio de prisión y el abogado querellante, 5.

Hoy a partir de las 15, en la sala de la Cámara del Crimen se dará a conocer el veredicto del juez penal Jorge Odorisio en lo que respecta a la responsabilidad penal de Brian Smith, acusado por el homicidio culposo del canillita Sergio Omar Faúndez, ocurrido el 21 de enero de 2015 en la esquina de Belgrano y Rawson.
En los alegatos que tuvieron lugar el viernes pasado la Fiscalía y la querella de la familia de la víctima solicitaron penas de cumplimiento efectivo, mientras que la defensa pública reclamó la absolución.
La defensora oficial que asiste a Brian Smith, Lilian Bórquez, incorporó en la última jornada el testimonio del juez de faltas, Daniel Simunovic, e informes sociales de la Defensa Pública, como así también el informe de un perito médico.
Bórquez además había solicitado al tribunal unipersonal que se llame a declarar nuevamente a tres testigos que habían depuesto en la primera jornada del debate porque con el avance del caso advirtió algunas cuestiones de la que los mismos nada dijeron. Incluso pidió que se incorporara a debate a un testigo para que refutara a otro que había declarado el primer día del juicio, pero estos dos pedidos que realizó fueron rechazados por Odorisio.
Finalmente se dio paso a los alegatos, en los que la fiscal Cecilia Codina solicitó tres años y medio por el homicidio culposo de Smith, y el querellante Sergio Romero -que representa a la familia del canillita- pidió como pretensión punitiva 5 años de prisión efectiva. Por su parte Bórquez solicitó la absolución de su defendido.
El juicio oral y público contra Brian Smith había comenzado el 30 de agosto, después de algunas demoras. Ese día hubo un testimonio concluyente; el de la mesera que atendió a Smith en el cabaret, quien dijo que llegó a servirle hasta cinco whiskies y similar cantidad de cervezas. Fue al salir de allí que embistió a la víctima, quien en su moto aguardaba que el semáforo cambiara a verde.

RECHAZOS
Hay que recordar que Smith fue acusado por homicidio culposo y venía siendo asistido por el defensor particular, Francisco Romero, quien oportunamente presentó el pedido para que se aplicara el instituto de la suspensión de juicio a prueba, pero el mismo fue rechazado por la juez Gladys Olavarría con el argumento de que la familia de la víctima no prestaba su consentimiento y en razón de ello se acudió a la Cámara Penal con la debida impugnación.
Ese tribunal de alzada revocó el fallo y aclaró que el consentimiento de la familia de la víctima no es vinculante para la aplicación de la probation, ordenando que se hiciera una audiencia, algo que recayó en la jueza Mariel Suárez, quien tampoco hizo lugar la suspensión de juicio a prueba, aunque con otros argumentos.
La fijación de debate quedó establecida y unos días antes de la primera audiencia el defensor particular tuvo un grave inconveniente con la salud de un familiar directo y le solicitó a la Oficina Judicial la reprogramación del juicio, aunque ello no ocurrió y el acusado debió buscar un nuevo defensor. La tarea recayó en la Defensa Pública y el caso le fue asignado a Lilian Bórquez, quien en la primera jornada volvió a pedir un plazo prudencial para poder elaborar una defensa -ya que había sido notificada el viernes 25 de agosto- y de manera subsidiaria también solicitó que se aplicara la suspensión de juicio a prueba por el plazo de tres años. A ello, agregó un ofrecimiento económico por parte del acusado, el cual consistía en el pago mensual que surgiera del 20 por ciento de su salario, además de autoimponerse la inhabilitación de conducir de manera perpetua.
La fiscal y el abogado de la querella se opusieron a las cuestiones preliminares que expuso la defensa y tras escuchar a las partes el juez dictó un cuarto intermedio para resolver, luego de lo cual dispuso no otorgar más plazo a la defensa y rechazar el pedido de suspensión de juicio a prueba.
Así fue como se inició el debate y fueron once los testigos que pasaron por la sala durante la primera jornada. Una de ellas fue la encargada del cabaret Bagatelle, donde el acusado estuvo consumiendo bebidas alcohólicas antes de protagonizar el accidente.
La mujer, ante la consulta de la defensa, confirmó que le sirvió en cinco ocasiones el mismo trago y resolvió no venderle más porque ya se le trababa la lengua. Poco más tarde, alrededor de las 4:35, Smith salió del cabaret ubicado en Belgrano entre Ameghino y Rawson, subió a su Fiat Strada (dominio KER-379) y emprendió la marcha en notorio estado de intoxicación alcohólica.
Al arribar en esas condiciones a la esquina de Belgrano y Rawson no se detuvo ante el semáforo que se encontraba con la luz roja para la dirección de circulación en la cual se desplazaba. Así fue que embistió con su vehículo a la motocicleta marca Honda que comandaba Sergio Orlando Faúndez.
Como consecuencia del impacto, Faúndez resultó con diversas lesiones, entre ellas una fractura en la base del cráneo que le provocó la muerte.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico