Hugo Gatti evoluciona de su cuadro por coronavirus

"Por suerte mi papá va mejorando. Estamos a la espera de que los médicos certifiquen esa mejora con las pruebas que le están haciendo, seguramente el fin de semana vamos a tener un panorama más claro", comentó Lucas Gatti, el hijo mayor del "Loco".

Hugo Orlando Gatti, ex arquero de Boca Juniors, con el que conquistó las dos primeras Copas Libertadores de la seis que posee el club, continúa internado en una clínica de Madrid luego de haber contraído coronavirus, aunque su cuadro mejoró y se espera una mayor evolución para el fin de semana, cuando será sometido a nuevos estudios, según informó este viernes su hijo mayor Lucas.

"Por suerte mi papá va mejorando. Estamos a la espera de que los médicos certifiquen esa mejora con las pruebas que le están haciendo, seguramente el fin de semana vamos a tener un panorama más claro", comentó a Télam Lucas Gatti, el hijo mayor del "Loco".

Lucas, de 41 años, jugó al fútbol durante una década, entre 1995 y 2005, en Argentinos Juniors, Boca, Dundee United, de Escocia, Badajoz y Don Benito, ambos de España.

"Agradezco los mensajes que recibimos deseando la recuperación de mi papá y la preocupación por su estado", subrayó el hijo del "Loco" a Télam.

El "Loco" Gatti, nacido en la ciudad de Carlos Tejedor hace 75 años y radicado en España desde hace al menos un lustro, inició su carrera en Atlanta y luego atajó en River, Gimnasia y Esgrima La Plata y Unión de Santa Fe, hasta que recaló en Boca en 1976 (llevado por el entrenador Juan Carlos "Toto" Lorenzo) y obtuvo las Libertadores de 1977 y 1978, la Copa Intercontinental en 1978, los campeonatos Metropolitanos de 1976 y 1981, y el Nacional de 1976.

Además, Gatti atajó en el seleccionado argentino y formó parte del plantel que participó en el Mundial de Inglaterra 1966.

La mejoría que mostró Gatti en las últimas horas quedó expuesta el jueves cuando se comunicó por vía telefónica con el programa televisivo español de La Sexta "El chiringuito de jugones", del cual era panelista permanente antes de contraer coronavirus.

"Miedo no tuve, pero esto me envejece mentalmente. Veo cosas que nunca pensé que iba a ver y no es fácil. Tuve tos, pero como siempre en toda mi vida. Pero fiebre y dolor no", le contó Gatti al conductor del programa, Josep Pedrerol.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico