Imputaron a un hombre después de amenazar a su pareja y a la Policía

Marcos Rodríguez Ferreyra (31) fue procesado como presunto autor del delito de resistencia a la autoridad. El imputado fue detenido por la policía el último domingo luego que intentara agredir a su pareja. La jueza Daniela Arcuri dio intervención al juzgado de Familia y dispuso un plazo de cuatro meses para que la fiscalía concluya la investigación.

En la sala de audiencias de la oficina judicial se desarrolló una audiencia de control de la detención. El acto judicial estuvo presidido por la jueza Daniela Alejandra Arcuri. Por el Ministerio Público Fiscal asistió el funcionario Ezequiel Castro Albornoz. En tanto, el imputado recibió la asistencia técnica del abogado de la Defensa Pública, Marcelo Catalano.

En la ocasión, el investigador presentó su hipótesis de trabajo indicando que investigará el hecho ocurrido el domingo 5 de septiembre a las 04:20 en inmediaciones de las calles Argentina y León del barrio “Parque 21 de junio”.

En ese contexto, el personal policial acudió al lugar en función del registro de una pelea ocurrida a la salida del pub bailable “La Gota Fría “. Al llegar al lugar, los uniformados encontraron a una mujer. Allí la víctima indicó que momentos antes había sido agredida por su pareja, quien ya se había retirado.

Según consta en la pieza de apertura, en ese momento el imputado regresó al lugar. Tenía el torso desnudo y en sus manos llevaba un cuchillo de gran tamaño. Asimismo, se informó que Marcos Rodríguez le manifestó a la víctima “Te venís conmigo o te mato, voy a matar a cualquiera a mí no me importa”, haciendo gestos con el cuchillo evidenciando intenciones de agredir a la mujer.

Luego el procesado se dirigió a los policías y expresó “milicos de mierda, yo soy misionero, si los tengo que matar los voy a matar a mí no me importa, los voy apuñalar”.

En la intervención policial también señalaron que Rodríguez hacía ademanes con el arma blanca, insinuando su intención de agredirlos.

Esta escena de violencia provocó que un empleado policial efectuó un disparo al aire con el arma escopeta con munición antitumulto. Con ello logró que Rodríguez deponga su actitud, arrojé el arma blanca, y finalmente fue aprehendido por los uniformados.

Así las cosas, el representante de fiscalía peticionó a la magistrada que declare legal la detención del imputado. También requirió un plazo de cuatro meses para concluir la investigación. Al no existir riesgos procesales el funcionario solicitó el cese de la medida privativa de la libertad.

Con respecto a la calificación legal provisoria, solicitó que se investigue a Rodríguez como presunto autor del delito de atentado a la autoridad agravado en calidad de autor.

Por otra parte, en el análisis del caso, Castro consideró que se evidencia una clara situación de conflicto familiar. En consecuencia, pidió a la magistrada que se le de intervención al Juzgado de Familia. También propuso que en el caso tenga participación la oficina de Solución Alternativa de Conflictos (S.A.C), a los fines de trabajar sobre un acuerdo reparatorio y conciliatorio.

A su turno, el abogado defensor no formula oposición al pedido de legalidad de la detención de su asistido. En tanto, afirmó que la causa penal no se puede encuadrar bajo la calificación legal de atentado agravado. Por ello, pidió a la jueza que no aperture la causa con esta figura legal.

Luego de escuchar los pedidos de las partes, la jueza Arcuri resolvió declarar legal la detención de Marcos Rodríguez Ferreyra. Asimismo, dispuso que el encuadre legal que corresponde es el de resistencia a la autoridad. También otorgó el plazo requerido por los investigadores. Por último, hizo lugar al pedido de intervención de la oficina de Solución Alternativa de Conflictos.

En otro orden, la jueza consideró de suma importancia remitir una copia del acta de la audiencia al juzgado de familia para que tome intervención en la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico