Inició el juicio oral y público por robo agravado a local comercial

En horas de la mañana del jueves se concretó en los tribunales penales ordinarios la primera jornada de juicio por un ilícito contra la propiedad acontecido el pasado 30 de Marzo de 2012 que tiene como imputado a Matías Juan Barcia.

El tribunal de debate fue integrado por jorge Odorisio, Raquel Tassello y Mariel Suárez, jueces penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Viviana Barillari y María de los Ángeles Garro, defensoras públicas.

El hecho en cuestión sucedió el día 30 de Marzo de 2012, aproximadamente a las 19:25 horas, cuando Matías Juan Barcia se presenta en el local comercial “Feria y Almacén San Jorge” sito en calle Código N° 494 N° 1600 del B° Moure de esta ciudad, lugar en el que se encontraba trabajando la víctima. Una vez en su interior, Barcia se acerca al mostrador, solicita una tarjeta de la empresa de telefonía celular Movistar de $ 50, la denunciante le entrega la misma y Barcia exhibiendo un arma de fuego con tambor de tamaño mediano tipo revolver, intimida a la víctima exigiéndole la entrega de dinero y ésta última activa la alarma sonora. Ante ello Barcia efectúa un disparo hacia abajo detrás del mostrador, impactando sobre la pared, sustrae la tarjeta de telefonía celular Movistar de $ 50 y se retira del lugar en dirección hacia calle Bahamonde. El hecho descripto se califica provisoriamente como “robo agravado por ser cometido con arma de fuego” debiendo responder en calidad de autor para Barcia.

Por su parte la defensa postuló que el hecho presentado por la fiscalía se encuadra en otra figura legal.

Entre los testigos se escuchó la palabra de un oficial de policía que intervino momentos posteriores al hecho, como oficial de servicio de la Comisaría 5ta. Se entrevista con la víctima, informa a la fiscal de turno y realiza las diligencias de rigor. Recuerda haber visto que personal de Criminalística levanta un resto de plomo y fotografían lo que sería un impacto de proyectil sobre la pared del local comercial.

La víctima por su parte recordó que aquel día del hecho entra, el imputado, saca un limón, me pide una tarjeta telefónica, saca el revólver y le dice “dame toda la plata que tenes”. Ella le dice que no tiene dinero, entonces Barcia realiza un disparo contra la pared y se retira. Lo conocía porque venía a comprar siempre al negocio. En el comercio tenían cámaras y estaban funcionando, recordó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico