Jack en la caja maldita 3: El ascenso

Desde el jueves 1 de febrero, estrenándose simultáneamente en salas de todo el país, se exhibe la nueva entrega de la saga de terror, perteneciente al subgénero de juguetes demoníacos que cobran vida en un marco sobrenatural, nuevamente escrito y dirigido por el británico Lawrence Fowler.

Una adolescente estadounidense llega a un internado femenino del Reino Unido. Sus compañeras no tardan en darse cuenta de que ha venido a buscar una misteriosa caja de juguetes oculta en el patio del colegio. Tras encontrarla y abrirla, seis alumnos se lanzan a una lucha por la supervivencia contra un demonio que escapa de su interior. Ahora deberán lucahr por salir con vida de la escuela, antes de que el demoníaco Jack cobre las víctimas que necesita para prolongar su existencia.

Hay seres, criaturas y objetos que con su sola presencia generan terror o, al menos, cierta incomodidad. Los payasos son uno de ellos. Y el cine de terror los ha explotado, algunos con tanto éxito que han sabido crear figuras que se convertirían en icónicas del género. Los muñecos malditos siempre han sido un reclamo del cine del terror para asustar a niños y mayores. El título de la película hace referencia a las cajas sorpresas jack-in-the-box en las que al accionar una manivela suena una melodía que se interrumpe apareciendo de repente un muñeco del interior de la caja, normalmente vestido de payaso, con la intención de darnos un susto.

Jack in the Box es un tradicional juguete inglés cuyo origen se remonta al siglo XIII y se relaciona con una popular leyenda urbana. La primera representación del objeto era una bota que contenía un diablo en su interior y evocaba la hazaña de un clérigo que había atrapado a un demonio en una aldea de Buckinghamshire. Según apuntan algunas investigaciones en torno al nacimiento del artefacto de entretenimiento, se trató de un esclavo que intentó escapar de sus amos. Ocurrió en tiempo de esclavitud en Estados Unidos donde este hombre fue contenido con magia a permanecer cautivo en una caja. Su maldición era tener que animar a los niños, anclado al objeto. El personaje fue mutando hasta pasar a ser un payaso.

Dentro de la ficción, Jack tuvo su encarnación más famosa en la saga de culto de Charles Band, “Demonic Toys”, que todavía sigue vigente en la actualidad, además de una simpática participación en el clásico slasher de 1986 “April Fool's Day”. El director Lawrence Fowler no es nuevo en esto de asustar al público. De hecho, en 2018 atrajo la atención de los fans del terror con la cinta “La Maldición de la Muñeca Embrujad”. Con la saga de “Jack en la Caja Maldita” ha tenido la intención de evitar la fórmula del cine hollywoodense actual, en donde la atención se centra en el uso excesivo de los jumpscare para entretener al público. Su relato procura construir una mitología en torno al juguete y juega con la leyenda urbana que lo originó.

CINE TEATRO ESPAÑOL (1 al 7 de febrero):

22:30 Hs. JACK EN LA CAJA MALDITA 3: EL ASCENSO (2D doblada)

Género: Terror

Origen: Reino Unido

Título original: The Jack in the Box Rises

Año: 2023

Formato: 2D

Duración: 1 hora, 32 Min.

Calificación: Apta para mayores de 13 años

Ficha Técnica:

Dirección y montaje: Lawrence Fowler

Guión: Geoff Fowler, Lawrence Fowler

Producción: Fowler Media

Música: Christoph Allerstorfer

Fotografía: Vojta Stanek

Reparto:

Nicholas Anscombe (Jack), Isabella Colby Browne (Raven), Lisa Antrobus (Principal Hinch), Anna Blackburn (Erin), Leona Clarke (Olivia Brown), Liam Clear (Alex Kawalski), Georgia Conlan (Willow Davies), Jade Groves (Victoria Roberts), Luke Hardwell (Todd), Georgina Jane (Kara), Oli Meredith (Dean Pearson), Derek Nelson (Harvey Robinson)

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico