La comunidad educativa protagonizó un abrazo simbólico a la Escuela 32

En el edificio donde funcionan las Escuelas 32 y 798, la comunidad educativa realizó ayer por la tarde un abrazo simbólico para reclamar que los estudiantes vuelvan a las aulas bajo condiciones edilicias seguras y también en apoyo a los docentes y porteros. Además, presentarán una acción judicial de amparo para exigir que solucionen los problemas de calefacción en el establecimiento. Aseguraron que por más que los docentes levanten el paro, sería imposible que empiecen las clases por el frío en las aulas.

Guardapolvos, carteles y banderas fueron algunos de los elementos que utilizaron los alumnos y padres de las escuelas 32 y 798 para realizar un abrazo solidario al edificio de la calle Francisco Behr al 700, donde funcionan ambas instituciones educativas.

La iniciativa fue impulsada por un grupo de padres para pedir que sus hijos vuelvan a las aulasm pero en condiciones normales. La iniciativa también se realizó en apoyo a los docentes y porteros. A la vez se anunció que presentarán una acción de amparo para que la Justicia inste al Gobierno provincial a solucionar los problemas de calefacción en el edificio.

En diálogo con El Patagónico, Silvana Hernández, madre de un estudiante de la Escuela 32, explicó que las reuniones de los padres comenzaron el lunes 2 cuando empezaba la séptima semana sin actividades escolares en Chubut.

La preocupación de los padres aumenta cada día por la falta de respuestas del Gobierno de Mariano Arcioni al reclamo de los trabajadores estatales y la falta de obras en las escuelas públicasm teniendo en cuenta que los reclamos por problemas edilicios en la institución comenzaron en noviembre del año pasado.

Los pedidos de la comunidad educativa dieron sus frutos cuando se reunieron con delegados de la zona sur y representantes del Ministerio de Obras Públicas de Chubut para conocer la gravedad de los problemas edilicios.

“La gente que está a cargo en Comodoro, nos explicaron porque no se solucionan los problemas en la calefacción. La reparaban y se volvía a romper. A los directivos le habían dicho que los equipos estaban fundidos, pero en la reunión nos dijeron que solo había que arreglar las chimeneas. Ahora el tema pasa porque el Estado no les está pagando a los contratistas y no están trabajando. Venían a trabajar gratis y se cansaron”, detalló.

En consecuencia, los padres presentarán una acción de amparo para exigir que Provincia brinde respuestas concretas a los problemas de calefacción. “El recurso de amparo será presentado en estos días y será para pedir por la calefacción. Porque si los maestros levantan el paro no van a poder dar clases porque no hay calefacción y el edificio es muy frio así que lo principal es que van a pedir es el tema de la calefacción”, consideró.

“Nunca tuvimos una solución que dure varios días. La arreglaban pero se rompía enseguida. A los nenes los sacaban de las aulas hasta la biblioteca donde estaban más calentitos. Pero así no se puede seguir”, cuestionó Hernández.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico