La comunidad de la Escuela 742 de Km 5 abrazó de manera simbólica el edificio para reclamar por la falta de calefacción

Hace cuatro semanas que la institución educativa de Kilómetro 5 no tiene clases por los problemas de calefacción. Cansados de no obtener respuestas, los integrantes de la comunidad educativa realizaron un abrazo solidario al establecimiento. Temen que el Gobierno provincial dé marcha atrás con la iniciativa de comprar una nueva caldera. Los padres esperarán hasta mañana para tener novedades si no evaluarán otras formas de reclamo.

El problema de la falta de calefacción en la Escuela 742 es cada día más grave y sus estudiantes ya llevan cuatro semanas sin clases. Por esa razón, su comunidad educativa efectuó ayer abrazo simbólico al establecimiento para pedir respuestas al Gobierno provincial.

Según la comisión de padres, un grupo del Ministerio de Obras Públicas de Chubut llegó al edificio para cambiar las termocuplas de las calderas, cuando días antes habían comunicado que se iba a adquirir una nueva caldera ya que la existente no se podía reparar.

“Por ahora no hay nada. Vino una persona de Obras Públicas para cambiar las termocuplas cuando nos dijeron que el equipo de calderas ya no funcionaba. Está todo muy confuso porque están haciendo mucho ruido desde distintos sectores”, sostuvo Alberto Dolcemáscolo, uno de los padres de estudiantes de la Escuela 742, en diálogo con El Patagónico.

Cuestionó que mientras el Gobierno provincial continúa con la burocracia, se extienden los días sin clases en la Escuela 742.

Dolcemáscolo afirmó que esperarán hasta mañana, fecha en que se llevaría a cabo a una licitación para compra de una nueva caldera, y de no obtener avances se evaluarán otras medidas de reclamo.

SIN CLASES

Diferentes establecimientos tienen complicaciones en su sistema de calefacción y, en determinados casos, el Gobierno provincial no da una respuesta rápida. Según pudo conocer El Patagónico, la cooperadora de la Escuela 745 se tuvo que hacer cargo de una parte del arreglo de la calefacción.

Otra de las instituciones que no tiene actividades por la falta de calefacción es la Escuela 126 ARA Punta Medanos de Kilómetro 8. El establecimiento no tiene clases desde el 17 de abril cuando uno de los padres detectó olor a gas en el medidor. Las autoridades dieron aviso rápidamente a Camuzzi para que revisara la falla. En su trabajo, los profesionales detectaron que 17 calefactores tenían pérdidas.

En consecuencia, la prestadora de servicio retiró el medidor para que los técnicos revisen cada uno de los calefactores. Los trabajos avanzaron y se pudieron arreglar 13 de los calefactores, pero parte de la tarea quedó pendiente, ya que el corte de electricidad del jueves pasado generó que los trabajadores de Provincia se tuvieran que dirigir a otras instituciones para efectuar reparaciones.

Hasta el momento, la comunidad educativa de la Escuela 126 no sabe cuándo regresarán a las aulas. Mientras tanto, los docentes envían trabajos prácticos para que los estudiantes realicen en sus casas. Sin embargo, el problema radica en que la mitad de la matrícula del establecimiento son niños de primer, segundo y tercer grado que necesitan del apoyo y seguimiento de un docente. Son alrededor de 530 alumnos que están afectados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico