La crecida del arroyo La Mata barrió uno de los ingresos al barrio Arenales

Otra vez las intensas precipitaciones aumentaron el caudal del Arroyo La Mata y arrasaron por completo los dos accesos al barrio Los Arenales, en la vera de la ruta 26. Uno de ellos fue arreglado por los propios vecinos y quedó habilitado en forma precaria. La misma correntada también borró un puente que comunica con el sector Industrial de esa zona. Un funcionario del Instituto Provincial del Agua ayer recorrió la zona para remediar el cauce del arroyo.

Los habitantes del barrio Los Arenales, el cual se encuentra a la altura del kilómetro 2,5 de la ruta Nacional 26, ayer volvieron a correr el riesgo de quedarse aislados de la ciudad ante el nuevo temporal de lluvia. El puente de acceso principal, el cual había sido habilitado hace dos semanas para la inauguración del servicio de gas, desapareció como por arte de magia.
El volumen de agua que en los últimos días arrastró el arroyo La Mata, que nace en los yacimientos petroleros de Pampa de Castillo, atraviesa la ruta Nacional 3 y desemboca en el mar, volvió a anegar caminos y a afectar a numerosos habitantes.
Según aseguró el vecinalista Fernando Vázquez a El Patagónico, el viernes ya el arroyo borró el puente de acceso principal al barrio. El barro con agua volvió a socavar el canal, ensanchándolo aún más. Es el mismo zanjón donde el miércoles pasado fue hallado sin vida a Pedro Bayón, el hombre que hace muchos años estaba en situación de calle y residía en un galpón abandonado de Kilómetro 3.
Ante la intensa llovizna, ayer en horas de la mañana se abrió la única entrada a Los Arenales, por los propios vecinos que colocaron un caño para que drenara el agua y así facilitar el paso de los vehículos para que los habitantes puedan llegar a sus casas.
"Desde la última catástrofe no nos podemos acomodar. Ahora la lluvia con los deshielos en el campo ha crecido el caudal del arroyo (La Mata) y se llevó la entrada principal del barrio que habían arreglado provisoriamente poniendo dos caños", explicó el dirigente vecinal.

EL TEMOR A QUEDAR AISLADOS

Ese puente había sido colocado hace dos semanas cuando el gobernador de la provincia, Mario Das Neves, inauguró el primer tramo del servicio de la red de gas en el lugar. Por ello los vecinos utilizan el único ingreso que ayer se vio afectado por algunas horas y pudo ser reparado. "Estamos rogando a Dios que no se lo lleve, sino vamos a quedar aislados".
El representante barrial enumeró que "vamos poniendo caños por todos lados; se están haciendo drenajes, la red de gas, y eso mueve el suelo que no es muy bueno, y entonces quedan los vecinos aislados y no pueden salir de sus casas. Hay que andar con vehículos 4x4 por el barrio" graficó.
Ante los mismos inconvenientes que padecieron el temporal pasado, Vázquez se animó a ironizar que "ya hay varias familias que tienen gas y están con la ampliación de la red al resto del barrio. La felicidad a veces, dicen, que no es completa; algunos vecinos tienen gas y otros no pueden salir de sus casas".

PUENTE ALCANTARILLA

Un funcionario provincial ayer por la tarde se acercó hasta el barrio para evaluar el caudal del arroyo y ver cuáles serían las obras que tendrían que hacerse para encontrar una solución definitiva para el barrio El Atardecer, así como para otros loteos aledaños, y el amplio sector industrial que funciona a la vera de la ruta 26.
Vázquez indicó que están en permanente contacto con el Instituto Provincial del Agua (IPA) y que el propio vicegobernador Mariano Arcioni "hizo las gestiones para empezar a planificar el tema de la rectificación del Arroyo La Mata y el tema del puente. Estamos pidiendo un puente alcantarilla como el que está en la ruta 3, y no un puente badén seco que se usa en zonas rurales".
Para el dirigente barrial hay que planificar el puente con un ingeniero y analizar el caudal de arroyo y después la mencionada rectificación del río natural de agua. Por otro lado, reprochó la aparición de muchas empresas industriales que se instalaron sobre el cauce natural del arroyo, lo desviaron y provocaron las actuales complicaciones.
Incluso, el acceso del kilómetro 1 de la ruta 26 hacia el parque industrial –reparado después del temporal de marzo y abril- también desapareció en los últimos días con la crecida del arroyo La Maya. "Hoy fue pala y voluntad de los vecinos. Mientras tanto, rogamos que no siga lloviendo porque si no va a traer muchas complicaciones para nuestro barrio y los aledaños", sentenció Vázquez.
Asimismo, consideró "fundamental el ingreso al barrio porque comunica con otros barrios como El Atardecer, Bella Vista Oeste y Sur, y si no arreglamos esa entrada principal, quedan muchos vecinos aislados".
El caudal del arroyo, en cambio, no generó complicaciones sobre la ruta nacional 3 –en el Módulo Sur- y el tránsito no sufrió inconvenientes. Hay que recordar que hace pocas semanas se habilitó ese tramo de la ruta que fue afectado por el temporal de hace tres meses.
Esta vez el agua del arroyo corrió sin mayores inconvenientes por el puente que lo dirige hacia el camino Juan Domingo Perón y que desemboca en el mar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico