La espuma fue el juguete de la jornada y los puesteros aprovecharon la venta

Dos por 65 pesos, una 50 o tres 100 pesos fueron algunas de las ofertas que se hicieron escuchar ayer entre tanto bombo y redoblante en el Centro de la ciudad.

Los vendedores de espuma se apostaron en cada esquina y tentaron a quienes coparon la San Martín a comprar su producto para prácticamente bañar con esa especie de jabón a quien pase a su lado, sin importar edad, sexo o quien fuera.

La gente lo tomó como tal y lo disfrutó a pleno. Pese al tumulto, lo incomodo que pudo resultar la espuma en la cara, quienes fueron blancos de la espuma lo tomaron con risa, se limpiaron y siguieron camino. Aunque claro, otros buscaron venganza disparando su espuma.

“Se vende mucha espuma. Tiene un precio accesible. Nosotros vendemos tres por 100 pesos o 40 pesos cada una, pero se vende bien, llevan de a tres. La espuma es para todas las edades y la gente se está divirtiendo muy bien”, contó Enrico, de Drugstore de la Patagonia.

La Municipalidad de manera preventiva instaló cestos metálicos de basura para que la gente tire los tubos de espuma vacíos. Sin embargo, pocos los usaron, y otros en cambio, aquellos que le gusta opacar la fiesta, una vez vacío lo tiraron a la gente o incluso a las murgas que tuvieron que lidiar con el accionar de esos “desubicados de siempre”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario