"La imagen no puede ser el fuego destruyendo oficinas públicas"

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, reasumió ayer para el período 2019-2023 y, tras prestar juramento, se dirigió a los presentes con un discurso de media hora en el que ponderó el cambio de gobierno nacional al asegurar que con Alberto Fernández se recuperará "la esperanza".

El discurso del mandatario chubutense que brindó ante los diputados, flanqueado por el vicegobernador y exintendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, destinó un buen tramo al contexto nacional en el que describió que “el país cayó en un barranco profundo donde teníamos más dudas que certezas; el trabajo fue devorado por la especulación”.

Quien ayer prestó juramento por segunda vez como gobernador –la anterior había sido el 1 de noviembre de 2017 tras el fallecimiento de Mario Das Neves- no dudó en calificar como “una pésima política nacional la que tuvimos que soportar en los últimos años”, aunque “esa historia a partir de mañana quedará atrás”.

Respecto al segundo mandato que inició ayer, aseguró que “asumo la responsabilidad de seguir gobernando nuestra querida provincia, con determinación y con el enorme compromiso de respetar el mandato de los chubutenses que sueñan con un futuro mejor”.

Recordó al exgobernador Das Neves (a quien sucedió tras su fallecimiento) de quien sostuvo “con él di los primeros pasos y no puedo menos que reconocer a quien fuera tres veces gobernador de la provincia que me dio la oportunidad de formar parte de este proyecto”.

“Comienza un nuevo camino. Nuestro esfuerzo será llevar adelante un gobierno que cumpla con altura, dignidad y conducta porque tenemos el desafío mayúsculo de levantar a Chubut”, indicó.

También pidió “terminar acá con la grieta” y tras “reconocer nuestros errores”, se refirió a las “las luchas intestinas que no aportan sino confusión y fracasos, pero nos fuerza a incluir a todos porque el gobierno es de todos, incluso de la oposición constructiva”.

Pidió a la dirigencia sindical que “no vuelvan a repetirse los hechos del pasado reciente porque muchas veces el reclamo genuino se transforma en otra cosa y no podemos como provincia ser noticia por el conflicto permanente; la imagen no puede ser el fuego destruyendo oficinas públicas”.

Indicó que “la confrontación permanente nos mantiene inmóviles y ese es nuestro desafío: avanzar pensando en el futuro con la llama bien alta del compromiso, la legalidad, los acuerdos, los consensos, por mejor salud, más educación, justicia y futuro”.

PARA DESTACAR

La convocatoria a los sectores económicos y empresarios y a los sindicatos fue uno de los aspectos más destacados del discurso de asunción de Arcioni, quien los instó a constituir un gran acuerdo de desarrollo, producción y generación de trabajo genuino para los chubutenses.

El mandatario realizó un repaso de la situación económica y financiera que atraviesa la Provincia, reconoció las dificultades existentes, a la vez que se mostró optimista en que la situación será superada en los próximos cuatros años. Ello será posible, adelantó, gracias al trabajo conjunto con el gobierno nacional y la tarea mancomunada con todos los sectores de Chubut. “La oposición constructiva será parte del gobierno”, indicó Arcioni.

La convocatoria a empresarios y gremios, Arcioni la hizo extensiva a todos los sectores de la política, instituciones, emprendedores y productores de todas las actividades para alcanzar “los acuerdos que sean conducentes y necesarios para que Chubut vuelva a ser una tierra de oportunidades, desarrollo y producción, desde la Patagonia un verdadero motor productivo”.

Destacó que esa tarea tiene como meta “la recuperación del trabajo digno, hacia el apoyo a las economías regionales” como factor de crecimiento, y advirtió que “hoy más que nunca llegó el tiempo de que Chubut sea reconocida genuinamente, integrarnos como la gran Provincia que somos, por lo que representamos para el país, en su aporte de recursos y riquezas”.

“Voy a defender con convicción los intereses de Chubut”, enfatizó Arcioni, quien explicó además que por ello se debe entender la política como “una verdadera herramienta de transformación y desarrollo”.

En ese contexto, señaló que con la nueva estructura del gabinete provincial se apunta a revalorizar la gestión pública, el rol del Estado” y afirmó que los funcionarios provinciales “deben comprometer su mandato al servicio de los chubutenses. Quien no lo entienda así deberá dar un paso al costado”.

“Quiero una gestión ágil, transparente, que brinde soluciones y respuestas rápidas”, expresó el gobernador chubutense, quien además valoró que, pese a la situación difícil en materia económica, el Estado Provincial no expulsó ni dejó fuera del sistema a ningún agente público.

“Un pueblo que no progresa no es libre de crear su propio destino”, afirmó el mandatario, que además reiteró que “defendemos un modelo de Provincia integrado, dejando de lado el modelo extractivo y pasar a un proyecto productivo”.

Arcioni aseguró que “si estando solos tuvimos la templanza y la fortaleza para seguir avanzando, más lo haremos ahora, que sentimos que podemos ser escuchados y valorados” y además “esta nueva gestión volverá a tener a las personas en el centro de su agenda, buscando el pleno empleo, trabajando en mejorar el acceso a la Salud y garantizando la Educación”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico