La inflación acumulada en doce meses es del 51,8 por ciento en la Patagonia

El alza del costo de vida en noviembre fue del 4,3% a nivel nacional y del 4,5% en la región patagónica, empujado por la remarcación de precios en Alimentos y Bebidas; Salud, Transporte, y Comunicaciones. Si se considera el índice de precios al consumidor en los once meses transcurridos de este año, la suba es del 48,9% de promedio en el país y del 47,9 por ciento en la Patagonia.

El Indice de Precios al Consumidor aumentó 4,3% en noviembre a nivel país, impulsado por las subas en Alimentos y Bebidas; Salud, Transporte, y Comunicaciones, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Las consultoras privadas habían estimado en 4,1% la inflación minorista para noviembre, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central, por sobre el 3,3% registrado durante octubre, al tiempo que calcularon un aumento de 4,3% de los precios en diciembre.

El INDEC dio cuenta que durante noviembre el rubro “Alimentos y Bebidas” el de mayor “peso” en la ponderación, aumentó 5,3%; “Salud” 6,3% debido al aumento de los remedios, Transporte 4,6% y Comunicación 7,4%.

Medida por región geográfica, el INDEC registró una inflación mensual de 4,1% en el Gran Buenos Aires; de 4,5% en la región pampeana; 4,3% en el noreste; 3,9% en el noroeste; 4,5% en Cuyo y 4,5% en la Patagonia.

En el caso de la Patagonia, la inflación llega al 51,8% entre noviembre de 2018 e igual mes de este año, frente al 52,1% de la media nacional en el mismo periodo. En tanto, entre enero y noviembre de este año, la suba de precios acumulada en la región patagónica llega al 47,9 por ciento y a nivel país es del 48,9 por ciento.

POR RUBRO

En los últimos 12 meses, los mayores aumentos se verificaron en salud, 71,6%; comunicación, 61,9%; equipamiento y mantenimiento del hogar, 58,2%, bienes y servicios varios, 55,6%; alimentos y bebidas no alcohólicas, 54,6% y prensas de vestir y calzado, 50,1%.

En menor medida, aumentaron restaurantes y hoteles, 49,3%; recreación y cultura, 48,8%; bebidas alcohólicas y tabaco, 47,7%; transporte, 46,0%; educación, 45,7% y vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, 40,6%.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo el miércoles en su primera aparición ante la prensa: “la inflación es mala, queremos llevarla a un dígito, pero no funciona atacarla solo con política monetaria, tiene que estar en el centro la cuestión social”, algo que “no entendió la gestión anterior”.

Con anterioridad, el presidente Alberto Fernández, criticó la política anti inflacionaria que llevó adelante Mauricio Macri al asegurar que su antecesor “pensó que la inflación se combatía bajando el consumo”.

A pesar de que el consumo se desplomó “a esta altura lo que tenemos que pensar es que hay otras razones por las cuales los precios aumentan en Argentina”, dijo Fernández en declaraciones al diario Página 12 días antes de su asunción como Jefe de Estado, en las que introdujo el concepto de “inflación auto construida” y la posición dominante de algunas empresas.

“Hay algo que los economistas llaman la inflación auto construida que son componentes psicológicos; si Clarín publica en tapa que voy a dar un aumento del 35% de los salario, mucha gente para prevenirse aumenta 10 o 15 % de los productos”, afirmó el mandatario.

Además “hay un segundo componente y es la concentración de la economía” y señaló que en sectores como la panificación “el 80 % está en manos de un operador; en el sector lácteo, casi el 100 % está en manos de dos; en el sector cervecero, todo está en manos de tres operadores”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico