La Justicia clausuró el Pabellón 1 de menores en la Comisaría Tercera

El juez Martín Cosmaro hizo lugar a un recurso planteado por el abogado defensor de dos presos que estaban detenidos en el pabellón 1 de la Seccional Tercera, destinado a alojar reos de 17 a 21 años de edad. A ese requerimiento se sumó la jefa de la Defensa Pública, Iris Moreira, quien el día anterior había recorrido las instalaciones con los jefes de la comisaría. Estos ayer incluso revelaron que pusieron dinero propio para instalar una caldera y que los presos tengan calefacción. No había electricidad y persistía la humedad. También desalojarán el otro pabellón en donde hay seis detenidos para poder desratizarlo.

En medio de la feria judicial, ayer el juez Martín Cosmaro resolvió hacer lugar a un un habeas corpus presentado por el abogado Mauro Fonteñez, junto a la jefa de la Defensa Pública, Iris Moreira y un conjunto de defensores públicos. Es por las condiciones edilicias no acordes para alojar a personas detenidas en el pabellón 1 de la Seccional Tercera. Se trata del denominado Pabellón de Menores, que aloja a reos cuya edad va desde los 17 años a los 21.

Ya el día anterior, el miércoles por la tarde, los jefes de la comisaría Tercera, Ricardo Lienan y Juan José Ale, habían recorrido la dependencia junto a los referentes de la Defensa Pública y al abogado defensor.

Ayer el jefe de la comisaría Tercera, reconoció ante el juez y los defensores que hasta había puesto dinero junto al segundo jefe y los oficiales, para comprar una bomba para la caldera y que de ese modo los presos tuvieran calefacción.

Indicaron que como autoridades de la Comisaría Tercera habían elevado todas las solicitudes exigidas de manera oficial para las reparaciones que se requerían, pero que no obtuvieron respuestas desde el Estado provincial.

Mientras tanto, según consideró el abogado Mauro Fonteñez, defensor de Misael Bustamante (18), condenado y de Diego González (19), imputado, las condiciones carcelarias en el Pabellón 1 no reunían ni un mínimo requisito de las condiciones básicas para mantener personas detenidas en ese lugar.

Fonteñez se apoyó en un informe de la comisaría sobre las malas condiciones de las conexiones eléctricas, que los presos no tenían agua potable, y que incluso había una invasión de ratas, además de prevalecer en todo el sector del pabellón gran presencia de humedad por cañerías rotas. Los detenidos incluso no tenían agua caliente para bañarse.

El pedido de Fonteñez lo reforzó la jefa de la Defensa Pública, Iris Moreira, junto a un conjunto de defensores quienes detallaron las malas condiciones de recinto.

Hay que recordar que el Poder Ejecutivo por decreto sancionó la emergencia carcelaria en Chubut ya que el 62 por ciento de los lugares de detención están completos y superpoblados, mientras que el resto se halla inhabilitado.

En Comodoro Rivadavia el monitoreo cotidiano que realiza la Defensa Pública siempre detalla que en la mayoría de las comisarías hay superpoblación.

Cosmaro dio lugar al pedido de habeas corpus y clausuró el pabellón 1, por lo que dispuso el traslado de Bustamante a la Seccional Cuarta y de González a la Seccional Séptima.

El calabozo deberá repararse y ponerse en condiciones cuanto antes. Incluso el pabellón lindero, con seis detenidos, también deberá ser desalojado y se procederá desratizar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico