La Ley finalmente se derogó con 23 votos

La sesión se desarrolló de manera virtual y estuvieron ausentes los diputados Tatiana Goic y Emiliano Mongilardi. Hubo pases de factura, críticas al Gobierno provincial, justificaciones por el cambio de postura y repudio a los actos de violencia y a la represión.

La Ley de Zonificación Minera fue derogada por unanimidad este martes en la Legislatura. Así lo decidieron los 23 diputados que estuvieron presentes en la sesión que se desarrolló de manera virtual por no poder garantizar la seguridad de los legisladores y trabajadores de la Cámara.

La conexión fue un inconveniente para los diputados. Algunos manifestaron serios problemas para expresarse y otros debieron apagar su cámara para poder ser parte de la sesión. Esto llevó a que Rafael Williams y Zulema Anden participaran pero que no pudieran votar. Mientras, los ausentes desde el primer momento fueron Tatiana Goic, referente del Sindicato de Camioneros y una de las principales impulsoras del proyecto de zonificación minera, y Emiliano Mongilardi.

WhatsApp Video 2021-12-21 at 11.24.32 (1).mp4

En total se presentaron cuatro proyectos de derogación: uno del Gobierno provincial, uno de la Unión Cívica Radical (UCR), uno de Chubut Unido y el restante del Partido Justicialista (PJ).

El primero en tomar la palabra fue el jefe del bloque Chubut al Frente, Juan Horacio Pais, quien solicitó que se tratara sobre tablas el proyecto de derogación que habilitaba la minería en la meseta y que fuera presentado este año por el gobernador Mariano Arcioni, siendo tratado y aprobado por mayoría el último miércoles.

AHORA TODOS ESCUCHARON AL PUEBLO

Asimismo, Leila Lloyd Jones, de Chubut Unido, también pidió que se tratara su proyecto de derogación. “Hemos escuchado al pueblo”, fue la frase que usaron todos los diputados a la hora de justificar su voto para aprobar la derogación.

Sin embargo, hubo pases de factura entre diputados del mismo partido político; repudio hacia los actos de violencia y todas las críticas apuntaron al gobernador por seguir una agenda “alejada de la sociedad”.

María Belén Baskovc, del bloque PJ–Frente de Todos, repudió la violencia que se generó a partir de la aprobación de la ley, que incluyó la quema de Casa de Gobierno, del Superior Tribunal de Justicia, del Ministerio Público Fiscal y de oficinas del diario El Chubut. También repudió la represión de la Policía del Chubut que “le quitó el derecho al pueblo de expresarse libremente”.

WhatsApp Video 2021-12-21 at 11.24.16.mp4

“Miles de vecinos nos pidieron que votemos esta derogación. Esto trasciende cualquier tipo de expresión de demagogia. Siempre dijimos que no había consenso social y que debían garantizarse los debates para que todos los vecinos puedan dar su punto de vista”, subrayó y pidió que “nunca más la política debe estar alejada del pueblo”.

Por su parte, Lloyd Jones celebró que sus pares pudieran reflexionar sobre cambiar su voto y fue muy dura con el Gobierno provincial. “La última sesión fue bochornosa y a las escondidas”, cuestionó y manifestó que los mismos diputados que aprobaron la zonificación minera “rechazaron una Iniciativa Popular sin leerla”.

“Con necedad y soberbia, subestimaron al pueblo, que fue reprimido, golpeado y ninguneado. El cínico del gobernador, que no representa a nadie, fue a fondo y con una soberbia increíble dijo que nunca iba a retroceder, pero lo tuvo que hacer porque el pueblo le demostró que no había consenso social”, insistió.

Luego advirtió que “la derogación de esta ley no la ganó ningún político. Nadie se tiene que ganar los laureles. Esta derogación la ganó el pueblo. Ahora tenemos que pedirle a la Justicia que investigue lo que pasó. El ministro de Seguridad (Leonardo Das Neves) y la Policía actuaron sin medir consecuencias y reprimieron al pueblo”.

DISPAREN SOBRE EL GOBIERNO

Otra de las diputadas que cuestionó al gobernador fue Rosana Artero. La legisladora de Chubut Unido que llegó a la Legislatura en la boleta de Arcioni sostuvo que era evidente que el proyecto de zonificación minera “iba a terminar muy mal”. “El descontento de la provincia era evidente. Una vez más este Gobierno actuó con soberbia y ha demostrado su incapacidad, y su incompetencia para controlar y cuidar el medioambiente”, criticó.

“Más grave fue el procedimiento para la sanción de esa ley porque la incluyeron de una forma inconsulta y a último momento en una sesión que estaba desarrollándose. Me pregunto siempre: ‘con sorpresa y picardía ¿en qué terminamos?’ Terminamos con la Casa de Gobierno incendiada y un Rawson arrasado. Diría un triunfo a lo Pirro; una batalla legislativa ganada y después el desastre total”, afirmó.

También se refirió a los diputados que votaron la zonificación minera. “Sé de muchos que votaron convencidos esta ley y mi respeto hacia ellos. También sé de diputados que estaban en contra de esta ley, pero quizás presionados votaron en contra de su creencia. También pienso en los diputados oficialistas y cuánta seguridad les brinda un gobernador que los presiona para votar una ley antipopular, los expone y después asegura que no dará un paso atrás. Luego los entrega y anuncia su disgusto con la ley”, destacó.

JUSTIFICACIONES Y PASES DE FACTURAS

Mónica Saso fue una de las más señaladas por votar a favor de la zonificación minera debido a que en su perfil de redes sociales exhibió fotografías contra el proyecto y en mayo defendió la Iniciativa Popular diciendo que si no se votaba “era un atropello a la democracia”.

A la hora de dar sus argumentos, la legisladora de Puerto Madryn manifestó que es parte de un proyecto nacional y popular que siempre privilegió la generación de trabajo y ratificó su compromiso con aquellas localidades que han sido olvidadas.

También aseguró que no cree en los extremos. “Sin embargo, los hechos de violencia no pueden ser el camino de ningún reclamo. Respeto la opinión del otro. Entiendo que desde mi espacio político es necesario este camino. Insto a toda la clase política a que realicemos una verdadera transformación para dotar a la meseta de los recursos necesarios”, aseveró.

En este sentido, Saso defendió a Goic y consideró que el proyecto de zonificación minera contó con las modificaciones eran parte del reclamo social.

Asimismo, la diputada cuestionó a miembros del PJ por aprovecharse de la situación. “Soy una persona frontal; por eso no avalo la demagogia oportunista de algunos sectores políticos con los cuales me siento identificada. Algunos han sido cómplices de que nos llevaran al endeudamiento de Chubut. Aplicaron su doble moral. No entré por la ventana para ser candidata. Vengo desarrollando una tarea impecable y puedo mirar a los ojos en cada hecho político que participe. De nada sirve votar en contra del proyecto si luego vamos a alentar marchas violentas”, cuestionó.

LA POLITICA DE CAMBIAR

En tanto, la UCR mantuvo su línea de declararse en contra de la megaminería en Chubut. Manuel Pagliaroni sostuvo que la política siempre debe escuchar a la comunidad y criticó que “desde la misma política han impulsado una caza de brujas, o identificar a personas para que sean agredidas”.

También cuestionó el ataque a las instituciones públicas y al diario EL Chubut. “Este tipo de prácticas no las podemos dejar pasar. Es una muestra más de lo que es Chubut. No podemos alentar la violencia desde la política. Hay personas que tienen un enorme prestigio como Rafael Williams, al que dos días después de la sesión lo encontré con un hematoma en su cabeza. Nadie merece ser tratado como estamos siendo tratados”, subrayó.

“Los daños en Rawson son incalculables. El daño desde lo cultural y político es enorme. Se han atacado muchas instituciones, de las cuales tres son básicas para nuestra democracia. No podemos disminuir este hecho. Nos tenemos que hacer cargo desde la política de todo lo que ha pasado”, afirmó.

Mientras, Zulema Anden, con problemas de conexión, pidió por la aprobación de la Iniciativa Popular.

“LA SOCIEDAD ESTA HARTA”

Asimismo, María Andrea Aguilera sostuvo que la sociedad está “harta” del Gobierno provincial por considerar que tiene una agenda distinta a las necesidades de la gente y manifestó que el Estado tiene que dar respuestas por todo lo que pasó. “Primó una estrategia política que dejó afuera a los ciudadanos. Quieren construir el relato de que escuchan al pueblo y nunca lo escucharon”, aseveró.

“El gobernador sostiene que hay ideólogos que atraviesan intereses espurios y esperamos que el gobernador si conoce a los ideólogos de la violencia, vaya a la justicia y los denuncie. Cumplan con lo que establece la normativa legal. No hablen livianamente en medio de un conflicto que asusta a todos los chubutenses”, cuestionó.

“Lamentablemente no se pueden sacar conclusiones. Este es un Gobierno sin rumbo y desconectado a las necesidades de la comunidad”, agregó.

MANTENER UNA POSTURA

El último en hablar fue Carlos Gómez, quien dejó en claro que seguirá “luchando por darle una oportunidad a la meseta. Ojalá, el pueblo de la meseta tenga la templanza de seguir esperando una nueva oportunidad. Los gremios movilizados vamos a defender los alcances de la ley 5001 para que la meseta tenga la misma oportunidad la región de Esquel de tener una consulta popular”, aseveró.

Y cuestionó que la aprobación de la Ley 5001 tiene dos artículos (el 2 y el 3) que están mal redactados que no permite que se desarrolle el potencial de la región. “Tenemos que ser coherentes. Lamentamos que se haya hecho la ley 5001 y seguiremos movilizados”, advirtió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico