La madre de un imputado por raid delictivo aseguró que su hijo tuvo "una dura infancia"

El juicio realizado contra Daniel Muñoz (declarado autor penalmente responsable de los delitos de robo simple, robo agravado por escalamiento y hurto) ingresó en la etapa de debate de la pena. En este marco, la fiscal Laura Castagano, solicitó al tribunal que aplique a Muñoz la pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo y la declaración de reincidente por quinta vez. En tanto, el defensor público, Gustavo Oyarzun requirió al juez Alejandro Rosales, que le imponga a su asistido una pena de un año y medio de prisión. La madre del imputado declaró y dio detalles de una dura infancia.

El acto judicial se realizó mediante el sistema de videoconferencia. La fiscal Castagno, el juez Rosales y el abogado de la defensa pública, Gustavo Oyarzun, realizaron las intervenciones desde sus oficinas laborales, mediante conexión remota. La operatoria del sistema, estuvo a cargo de los funcionarios de la Oficina Judicial. En tanto, el detenido participó de la audiencia desde su lugar de detención, utilizando un teléfono celular de las autoridades policiales.

En el alegato inicial desarrollado por la parte acusadora, refirió que se debe tener por reproducida, toda la prueba ofrecida en la primera etapa del juicio oral y público. Luego, repasó las sentencias condenatorias que figuran en el registro nacional de antecedentes penales de Daniel Muñoz.

En este sentido, indicó que en el año 2008, un tribunal judicial de Sarmiento, lo condenó a la pena de 4 meses de prisión de cumplimiento efectivo, por el delito de robo.

Un año más tarde, recibió una sentencia de dos años y ocho meses, por el delito de portación de arma de fuego, sin la autorización legal correspondiente.

En tanto, en 2012, mediante el procedimiento de juicio abreviado, aceptó la imposición de una sentencia de dos años de prisión. En esa ocasión, Muñoz, reconoció ser el autor de los delitos de lesiones leves, daño agravado, robo, atentado agravado, amenazas agravadas por el uso de arma y resistencia a la autoridad.

En este contexto, en 2014, un magistrado de la circunscripción judicial de Comodoro Rivadavia, le impuso una pena de dos años de prisión, por robo y hurto.

Ese mismo año, un tribunal de Sarmiento, lo condeno a diez meses de prisión de cumplimiento efectivo, por robo en grado de tentativa.

En el 2016, fue declarado autor penalmente responsable, por el delito de robo agravado. En este caso, la pena fue de tres años y cuatro meses.

Por último, el año pasado, el juez Pérez lo condeno a un año y cuatro meses, por los delitos de violación de domicilio y resistencia a la autoridad.

Asimismo, Castagno analizó las agravantes y atenuantes del caso. En este contexto, peticionó al magistrado que le imponga a Muñoz la pena de tres años de prisión y la declaración de reincidente, por quinta vez. También solicitó el sostenimiento de la prisión preventiva, hasta que la sentencia adquiera firmeza.

CONTENCION AFECTIVA Y AUSENCIA DEL ESTADO

El abogado defensor ofreció dos testimonios para esta etapa del proceso. La primera declaración correspondió a la madre del procesado. La mujer, describió las circunstancias complejas en el desarrollo de la infancia y adolescencia de su hijo.

Además de los conflictos penales a temprana edad, también incluyó los problemas de adicciones que acarrea hasta la actualidad. A ello, agregó que en los momentos en los que Daniel Muñoz, permanece en libertad, tiene una actitud respetuosa y afectiva, con su entorno familiar.

A su vez, una Licenciada en Trabajo Social, describió el informe socio ambiental, requerido por el Ministerio de la Defensa Pública. La profesional se explayó sobre la información recolectada en su intervención. Al respecto, destacó que el imputado tenía proyectos de vida y consideró que su familia constituye un espacio de contención afectiva.

En el alegato final, Oyarzun valoró de su asistido para incorporarse al mercado laboral y la solicitud de turnos al sistema de salud pública, a los fines de obtener tratamientos psicológicos para sus problemas de adicción.

En este orden, sostuvo que durante todos los periodos de detención, la única respuesta del Estado para Daniel Muñoz, fue la de imposición de castigos.

Con respecto, a la pena peticionó que se le imponga el mínimo previsto. Es decir, un año y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo. Sobre la prisión preventiva, expresó que se encontraban dadas las condiciones legales requeridas, para otorgar una medida menos gravosa, como el arresto domiciliario con la obligación de presentarse periódicamente en la oficina judicial.

Así las cosas, el juez Rosales se retiró para analizar los pedidos y fundamentaciones de las partes. Por último, informó que el miércoles 8 de julio, dará a conocer su sentencia.

LOS HECHOS

Las causas que le imputan a Muñoz, se iniciaron lunes 27 de enero a las 01:20 en la rotisería "Del Lago" Daniel Muñoz y Cesar Córdoba rompieron el vidrio lateral de una puerta, ingresaron al local comercial y sustrajeron trescientos pesos y comprobantes de pago de mercadería. El accionar de los imputados quedó registrados en las cámaras de seguridad del negocio.

En tanto, esa misma jornada, entre las 06:30 y las 07:10, los sospechosos ingresaron a un domicilio ubicado sobre la calle Fontana y España. Allí provocaron la rotura de la puerta trasera de la vivienda y sustrajeron: una maquina bordeadora; una bicicleta, cuatro parlantes, un pen drive, anteojos de sol, un cable negro USB, antiparras, tarjetas de crédito, una caja que contenía monedas, un cable coaxil, una barra de cereal y una moneda plateada grande con un logro grabado.

También se denunció que los procesados intentaron forzar el candado del portón de un garaje y la puerta trasera de una vivienda prefabricada, que se encuentra en el patio del lugar. Para los acusadores, la intención de los sospechosos era sustraer diversos elementos. Asimismo, indicó que el rápido accionar del personal policial no permitió que los jóvenes lograron su cometido.

Asimismo, se incorporó un caso registrado el 15 de agosto de 2019 a las 01:00 hs., en la intersección de Avenida Colonos Sudafricanas y calle Williams. Allí se encontraba estacionado el vehículo Toyota modelo Corolla de la damnificada. En esas circunstancias, Daniel Alberto Muñoz, previo forzar la puerta izquierda delantera del rodado, sustrajo una billetera y las llaves del domicilio de la víctima. En este contexto, se supo que la denunciante observó al imputado cuando se retiraba del lugar y lo siguió hasta el domicilio de Muñoz ubicado en el barrio "Federal II".

Luego, llamó al personal policial. Cuando la policía llegó a la vivienda de Daniel Muñoz, una mujer salió de la casa y arrojó un elemento hacia la vía pública.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico