La montaña rusa a pedales de Japón

La montaña rusa SkyCycle ofrece un excepcional viaje en el que son los propios pasajeros los que deben pedalear desde el inicio hasta el final del recorrido, repartiendo el esfuerzo entre los dos componentes de la bicicleta doble.

En el parque Washuzan Highland, ubicado en la prefectura de Okayama pero con una ambientación enteramente brasileña, hay una atracción para amantes de los pedales y carentes de vértigo.
Brasil se jacta de tener la mayor población de individuos japoneses fuera de Japón. Numerosos japoneses migraron a mediados del siglo XX y a partir de allí han negociado y se han unido a partir de diferentes cuestiones: el comercio, las celebraciones, y el Jiu-Jitsu. Aunque parezca increíble, no es muy sorprendente que se pueda descubrir un parque de diversiones de Brasil en la ciudad de Okayama situado en la zona sur de la prefectura de Okayama.
SkyCycle es la joya del parque Washuzan Highland, y consiste en un excepcional viaje que obliga a los pasajeros a pedalear de principio a fin en una especie de carrito con doble bicicleta.
Aunque el trayecto es sencillo y la velocidad es mucho menor que en las clásicas montañas rusas, el riesgo reside en la altura a la que se circula y la poco protección con la que cuentan los ocupantes de los vehículos. Es que tan solo van sujetos con cinturones de seguridad que les protege de una caída de unos 15 metros o lo que es lo mismo de un cuarto piso, eso sí, las vistas son impresionantes. Circulando por encima de los árboles, los viajeros pueden contemplar el paisajes desde las alturas algo que sin duda solo está reservado para aquellas personas que no sufran vértigo. Cada uno debe intentar evitar el choque o contacto con los otros carros en la plataforma.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico