La policía los sorprendió sentados en el sillón de la casa que estaban robando

En los primeros minutos de la madrugada de ayer dos jóvenes se introdujeron a la casa de un jubilado que reside en el barrio Isidro Quiroga.

Según la víctima, revisaron habitaciones en busca de dinero. La policía sorprendió a los sospechosos sentados en el sillón del living.

"Seguro que me querían robar algo, pero no sé qué me van a robar", le contó a El Patagónico ayer Manuel Riquelme, un jubilado de 68 años que vive en Cayelli al 1500.
Es que en los primeros minutos de la madrugada de ayer Manuel fue sorprendido por dos jóvenes que golpearon a su puerta. Dice que en ese momento estaba mirando televisión con su hija cuando los hizo pasar para ver qué necesitaban.

Manuel es un hombre que tiene dificultad para caminar y reconoció que es muy confiado. "De repente escucho el timbre, agarré y le abrí, pero no sabía que eran delincuentes, pasaron y se metieron directamente a la pieza", relató la víctima.

"Algún vecino llamó. Yo los hice pasar y los hice sentar, quería saber qué es lo que buscaban. No pensaba que eran chorros", confesó Manuel. No lo amenazaron, pero "se ve que buscaban plata, se metieron a la pieza, tiraron toda la ropa del placard, estuvieron unos minutos ahí y cuando vino la policía se los llevó", describió.

"No sé qué buscan, yo no los conozco, ¿por qué no se retiran?", les repetía Riquelme. En ese momento llegó personal policial de la Seccional Sexta alertado por vecinos.
Los sospechosos estaban sentados en el sillón del living de Manuel y no se querían retirar, por lo que los efectivos los aprehendieron. "Para que vengan, se metan y busquen. Jamás me había pasado nada de eso", graficó la víctima.

manuel riquelme.mp4
Video: Martín Pérez / El Patagónico

Según informaron desde la Seccional Sexta, una vecina había alertado sobre la actitud de personas sospechosas que querían ingresar a un domicilio. Pero cuando llegó el patrullero se entrevistó con otro vecino y no había indicios de nada extraño por el lugar.

Sin embargo, cuando llamaron a la puerta de Riquelme, el hombre atendió a los policías, y los efectivos sorprendieron a los sospechosos sentados en el living de la casa.

En un principio, los dos jóvenes que fueron reducidos en el lugar, terminaron detenidos por violación de domicilio, aunque ayer Riquelme efectuó una ampliación de la denuncia ante una oficial de la Seccional Sexta y reafirmó lo que le dijo a este diario: que buscaban dinero en las habitaciones y que le habían dado vuelta toda la ropa. Así la carátula judicial podría cambiar a tentativa de hurto, ya que no hubo amenazas contra la víctima.

Cuando la policía sacaba a los dos detenidos de la casa de Riquelme, otros dos individuos que estaban afuera comenzaron a arrojar piedras contra el patrullero y rompieron los vidrios del móvil 640. Buscaban impedir el traslado de los detenidos a la comisaría y terminaron aprehendidos por atentado contra la autoridad y daños.

Los dos detenidos por violación de domicilio fueron identificados como Oscar Alejandro Falliz (19) y J. L. (17) y por atentado y daños Alejandro Rudecindo Colivoro (18) e I.S. (15). Este último fue entregado a sus padres en la comisaría tras la notificación a la Justicia del delito que había cometido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico