La trágica historia de la copiloto del avión nepalí

La mujer tenía 44 años y realizaba su último vuelo antes de convertirse en capitana. Su primer marido también era piloto de la misma empresa y perdió la vida en un incidente aéreo en 2006.

Anju Khatiwada estaba en su último vuelo como copiloto antes de convertirse en capitana de la compañía Yeti Airlines. Sin embargo, el avión en el que se encontraba y procedía de Katmandú se estrelló en Nepal mientras intentaba aterrizar en el aeropuerto de Pokhara y su nombre quedó dentro de la lista de las 68 personas que fallecieron en el accidente.

Khatiwada, de 44 años, estaba a punto de conseguir la cantidad de horas para pasar a ser piloto, tras haberse unido a la mencionada línea área en 2010. Su objetivo era seguir el camino de su esposo, Deepak Pokhrel, que perdió la vida en 2006 en otro accidente aéreo trabajando para la misma aerolínea.

Hace más de 16 años, Pokhrel estaba a bordo del avión 9N AEQ de Yeti Airlines que se trasladaba desde Nepalganj hasta Jumla. El avión cayó y quedó destruido en una campo de arroz, donde murieron seis pasajeros y la tripulación, que estaba conformada por cuatro profesionales.

Tras este trágico hecho en el que murió su marido, la mujer empezó a trabajar en esa compañía. Según informaron medios locales, Khatiwada nació en Biratnagar, un municipio del sureste de Nepal. Tenía una hija de 22 años, fruto de su matrimonio con Pokhrel, y un nene de 7 con su segundo esposo.

Como piloto con más de 6.400 horas de tiempo de vuelo, había volado previamente la popular ruta turística desde la capital, Katmandú, hasta la segunda ciudad más grande del país, Pokhara. También señalaron que para formarse también viajó a trabajar a los Estados Unidos.

En ese sentido, el portavoz de la aerolínea, Sudarshan Bartaula, confirmó que la copiloto había comenzado su carrera con el dinero que obtuvo del seguro tras la muerte de su marido.

"Ella volaba el avión con un piloto instructor, que es el procedimiento estándar de la aerolínea", agregó el vocero en referencia a Kamal K.C., capitán del vuelo, que tenía más de 21.900 horas de vuelo y llevaba 35 años de experiencia. "Ella siempre estaba lista para asumir cualquier deber y había volado a Pokhara antes", la recordó.

El accidente es el más mortífero en Nepal desde 1992, según la base de datos de la Red de Seguridad Aérea: en aquella oportunidad un Airbus A300 de Pakistan International Airlines se estrelló frente una ladera al aproximarse a Katmandú, en un hecho que dejó muertas a las 167 personas que iban a bordo.

La Autoridad de Aviación Civil de Nepal dijo que aún no se sabe qué fue lo que causó el desastre. Las imágenes parecen mostrar que la aeronave se inclinó repentinamente y cayó hacia el suelo mientras se acercaba al aeropuerto.

Había 72 personas en el avión, que incluía a 15 extranjeros, entre ellos una argentina llamada Jannet Sandra Palavecino, de 58 años, montañista oriunda de Neuquén.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico