Larreta y Quirós denunciados por caso de "vacunación vip" 

El dueño de Murata, su hijo de 18 años y personal jerárquico de esa empresa con fuerte vínculo con el Gobierno de la Ciudad habrían accedido a dosis en el hospital Argerich por fuera del plan oficial, según se denunció penalmente.

La empresa Murata apareció vinculada a múltiples denuncias en la Ciudad de Buenos Aires: por estar involucrada en la causa de los aportantes truchos de la campaña de Cambiemos, por sospechas de recibir beneficios en licitaciones millonarias y, en plena pandemia, por acusaciones de negligencia ante la muerte de trabajadores contagiados de covid.

Ahora, una nueva denuncia indica que la compañía accedió a “vacunación vip” para personal jerárquico, el dueño e incluso su hijo de 18 años. Además del empresario, fueron denunciaros el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y su ministro de Salud, Fernán Quirós.

La denuncia, presentada por el abogado Matías Galván y la abogada Desiree Beghin es por los delitos de “abuso de autoridad”, “cohecho” y “malversación de caudales públicos”, recayó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal 8, informa Tiempo Argentino.

“He tomado conocimiento que la firma Murata S.A. (reconocidos aportantes a distintas campañas de la alianza Juntos por el Cambio) ha utilizado sus influencias del mundo de la política para vacunar (eludiendo la normativa vigente) a empleados y empleadas administrativos de la firma, así como a Santino Raglewski de 18 años de edad, hijo de Roberto Raglewski -uno de los dueños de la firma Murata S.A.-, en el hospital Argerich, dependiente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, se lee en la denuncia.

“Haciendo investigaciones por el tema de los aportantes truchos sale a la luz esto indirectamente sobre el tema de la ‘vacunación vip’. Al ser un aportante y estar en un lugar de privilegio, va a tener que responder a la Justicia por qué pudo acceder a la vacunación”, planteó Galván, en diálogo con Tiempo. Y agregó: “Pedí que se realice un allanamiento en los libros de la firma y que se allane la sede. Tenemos un listado de entre seis y diez personas, sobre todo de la parte administrativa, jerárquica, que se benefició. Luego sabremos si hubo más casos. Ninguna de estas personas, por su edad, podrían estar en el esquema de vacunación de la ciudad”.

Murata ofrece servicios de seguridad y es contratada como empresa tercerizada en diversos espacios públicos porteños. De acuerdo a los nombres que figuran en la denuncia, además de uno de los dueños, su hijo y un gerente, habría una responsable de recursos humanos y otra de auditorías entre las personas vacunadas en el Argerich, presuntamente por fuera del plan oficial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico