Las 10 claves de la Toyota Innova: Confort en ocho plazas

La minivan de la marca japonesa, con tres filas de asientos, se caracteriza por una gran habitabilidad, un andar confortable y robustez.

1| Toyota comercializa la minivan Innova en el mercado argentino y se puede considerar como un test de mercado para saber la aceptación del público ¿Por qué? Porque es un modelo que tiene chances de producirse en la planta de Zárate. Está montada sobre la misma plataforma de la pick-up Hilux. Por ahora, llega importada de Tailandia.

2| El diseño de las minivans siempre es un tema. Difícil hacer atractivo un vehículo que conceptualmente es un monovolumen. En este caso, es uno de los puntos flojos de la Innova, especialmente de la mitad hacia atrás.

3| Esa falencia estética externa se compensa con lo que verdaderamente importa para un vehículo que está pensado para la familia: el interior. Es un modelo de ocho plazas y tres filas de asientos. Se podrá discutir si son cinco adultos y tres menores ya que en la última fila no queda espacio para tres sillas de niños. Pero lo cierto es que hay ocho asientos. La posibilidad de correrlos y replegar respaldos, le otorga muchas alternativas de carga. Después, guarda muchas similitudes con la SW4 en el panel de instrumentos. Todo en un ambiente de calidad y sobriedad.

4| Llega con una única motorización y dos niveles de equipamiento. Se trata de propulsor naftero de 2,7 litros, con 166 caballos de potencia y 245 Nm de torque. Cuenta con tracción trasera y caja de cambios automática de seis velocidades.

5| La primera sensación que se tiene al manejar la Innova es la de robustez. Parece estar al comando de un tanque pequeño que puede enfrentar todas las adversidades. Como su función es transitar por calles o rutas –no ir a la guerra-, los desafíos se limitan a baches, lomo de burro, cunetas y demás. El buen despeje del suelo y la solidez del chasis minimizan cualquier problema y ofrecen un andar confortable. Pese a los más de 1.700 kilos, el motor responde, siempre teniendo presente que es un vehículo familiar. Un punto para destacar es la dirección. El radio de giro es muy bueno y sorprende la capacidad de maniobra en estacionamientos o espacios reducidos. Pese a sus dimensiones, es fácil de estacionar. Cuenta con cámara de retroceso.

6| En ruta, ese confort de marcha se potencia. Viaja bien relajado, por debajo de las 2000 rpm, cuando se llega a velocidad crucero de las máximas permitidas. La insonorización es buena. La caja tiene buena respuesta en maniobras de recuperación o sobrepaso. La buena altura hace que se la sienta un poco movediza en curvas o maniobras bruscas pero, teniendo en cuenta que está pensado para un manejo “familiar”, sólo hay que respetar ese concepto y ser prudente. La caja cuenta con función secuencial y dos tipos de conducción: Power Mode y Eco Mode. En el primer caso, modifica algunas funciones para una respuesta mayor del motor. La segunda, apunta a un andar que prioriza el menor consumo.

7| En este punto, hay que tener en cuenta que es un motor gastador. Puede llegar a los 16 litros cada 100 km en ciudad mientras que en ruta cae por debajo de 10 litros. Si se decide la producción en la Argentina podría sumar un motor turbodiésel.

8| La versión SR ofrece doble airbags, anclajes Isofix, ABS con EBD, control de estabilidad y de tracción y asistente de arranque en pendiente. La SRV suma airbags laterales delanteros y doble airbags de cortina hasta ka tercera fila de asientos.

9| En confort, cuenta con climatizador automático, pantalla táctil de 7 pulgadas, la cámara de retroceso mencionada, bluetooth, bandejas rebatibles en la segunda fila, entre otros.

10| El precio es competitivo. Para la versión SR es de $699.600 mientras que para la SRV es de $741.000. en ambos casos con tres años de garantía o 100.000 km.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico