Lo condenaron a 2 años y 8 meses de prisión por amenazas a su expareja

Alexander Millapi recibió esa pena en un juicio por amenazas y desobediencia judicial en contexto de violencia doméstica.

El miércoles último se conoció la parte resolutiva de la definición de pena en un juicio por amenazas y desobediencia judicial en contexto de violencia doméstica que tiene como responsable penal a Alexander Millapi.

Presidió el tribunal unipersonal Raquel Tassello, jueza penal; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Verona Dagotto, fiscal general; en tanto que la defensa de Millapi fue ejercida por Alejandro Varas, abogado adjunto de la Defensa Pública.

La jueza recordó que Millapi estaba debidamente notificado de una prohibición de acercamiento por parte de una jueza de familia, respecto de un primer incidente.

Otra denuncia se produjo cuando Millapi se acercó a la víctima en una plaza.

El tercer hecho probado se produjo a principios de febrero de 2022, cuando la víctima se encontraba en el barrio 1008 Viviendas. Su hija la dijo que Millapi estab afuera. Luego arribó al lugar un móvil de la Seccional Quinta y Millapi fue detenido.

El cuarto incidente ocurrió a fines de febrero de 2022, cuando Millapi llegó a la vivienda y le pidió a la víctima que le entregara el dinero de una venta de un terreno. Ella se negó y él le lanzó un golpe en la cara. Además de violar la medida judicial de prohibición de acercamiento ejerció violencia contra la víctima. El quinto hecho aconteció en marzo de 2022, en período escolar en marzo, en Kennedy y Roca, donde Millapi abordó a la víctima que iba con su hijo y le dijo que le “iba a bajar los dientes si la veía con otro”. El sexto hecho ocurrió en mayo de 2022, donde luego de una orden de restricción de una jueza penal, Millapi se acerco a la casa, amenazó a la víctima para retomar la relación y dijo que le iba a meter un tiro si la veía con otro.

Estos seis hechos consideró probado la fiscalía y la jueza coincidió con ello. Estos incidentes deben analizarse en el contexto de violencia de género, como desenlace de una relación de pareja conflictiva, señaló la magistrada.

El primer hecho fue calificado como amenazas simples, el segundo de desobediencia judicial, al igual que el tercero y cuarto hecho. El quinto como desobediencia judicial, con amenazas simples, dos hechos en concurso ideal, todo en calidad de autor para Millapi.

En cuanto a la pena de las agravantes enunciadas por la fiscal concurren todas, la pluralidad de hechos, el corto período en el que acontecieron, la naturaleza de la acción, los hechos se cometieron en un contexto de relación de pareja previa, con violencia de género del imputado hacia la víctima. Las circunstancias en que ocurrieron Millapi ya tenía una condena anterior por lesiones leves contra su pareja, es decir tiene antecedentes penales.

Por todo ello, la jueza le impuso a Millapi la pena de dos años y 8 meses de prisión de cumplimiento efectivo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico