Los detenidos por el robo a la docente pasarán uno y cuatro meses en prisión

David Ramos, Leandro Guichapani y Darío Rodríguez fueron imputados ayer por el robo de un televisor ocurrido el miércoles por la tarde en una vivienda del barrio Ceferino. La víctima se defendió con una pava aunque resultó arrastrada y golpeada. Ramos y Guichapani recibieron cuatro meses de prisión preventiva y a Rodríguez -quien no habría participado- le dictaron un mes. Su familia denunció abuso policial ante la Fiscalía.

En la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia se formalizó ayer la investigación por el robo que sufrió el miércoles la docente María José Gatica y una amiga cuando tomaban mate junto a sus hijos de corta edad en un domicilio de la calle Tabaré, a media cuadra de Rivadavia.

Según detalló el fiscal general Julio Puentes, las mujeres conversaban mientras los cuatro niños de 1 a 5 años jugaban en una de las habitaciones.

Eran las 17:50 e irrumpieron dos delincuentes que barretearon la puerta que estaba con llave.
Según el mismo relato fiscal, la dueña de casa se trenzó en lucha con uno de los individuos y hasta le revoleó la pava con la que tomaba mate. Entonces, uno de los ladrones la tomó del cabello y la arrastró hasta la vereda. Esa circunstancia fue aprovechada por el otro delincuente que se hizo de un televisor y del control remoto.

Los sospechosos identificados por fuentes oficiales como David Ezequiel Ramos (18) y Leandro Nicolás Guichapani (22) fueron detenidos a dos cuadras de allí, al introducirse a una vivienda familiar de la calle Juan Moreira 1046, con el televisor robado.

robo docente.mp4

Para la fiscalía el tercer sospechoso, Darío Fabián Rodríguez (21), también participó del robo debido a que el aparato fue secuestrado de su casa y él se encontraba en momentos en que arribó la policía. Desde la fiscalía pidieron que se declarara legales las detenciones de los tres sospechosos.

TODOS DETENIDOS

En ese marco, el acusador público además imputó a los tres jóvenes por los delitos de robo doblemente agravado por ser en poblado y banda, en concurso real, con el uso de arma impropia y arma blanca, en grado de tentativa, precisaron fuentes oficiales a El Patagónico.

El televisor fue recuperado durante las detenciones en una de las casas de la calle Juan Moreira.
Por la gravedad del ilícito en el que resultó lesionada en la cabeza la víctima, los peligros procesales de fuga y entorpecimiento, y la pena en expectativa que sería de efectivo cumplimiento, Puentes requirió cuatro meses de prisión preventiva para Ramos y Guichapani, quienes ya poseen causas en trámite. Mientras tanto, para Rodríguez solicitó un mes de prisión preventiva.

Los defensores públicos Vanesa Vera –asistió a Rodríguez- y Lilian Bórquez –representó a Ramos y Guichapani- se opusieron a la medida privativa y argumentaron sobre la ilegalidad de las detenciones cuestionando que no hubo flagrancia.

Por ello, requirieron medidas sustitutivas como presentaciones semanales ante la Justicia o el arresto domiciliario.

La jueza penal Gladys Olavarría dio por formalizada la investigación preparatoria del delito descripto por la Fiscalía, y decretó cuatro meses de cárcel para Ramos y Guichapani, y un mes para Rodríguez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico