Los gremios municipales cerraron la paritaria anual en un 31%

El Ejecutivo y los gremios municipales cerraron ayer la paritaria anual en un 31%. Junto con esa mejora, los empleados comunales percibirán un bono anual de 7.000 pesos y verán incrementarse sus asignaciones familiares en un 60%. También se acordó reabrir la paritaria en febrero y avanzar en la regularización de toda la planta transitoria y de contratados el año que viene.

El intendente Carlos Linares firmó ayer con los dos gremios municipales el cierre de la paritaria anual en un 31 por ciento, a lo que se suma la continuidad del bono anual por 7.000 pesos y el aumento en un 60% de las asignaciones familiares.

“No es fácil cerrar un acuerdo salarial en este contexto nacional; sin embargo lo hemos logrado. Además de lo salarial, nos comprometimos a regularizar a todo el personal de planta transitoria y de contratados para el año que viene. Respetamos la función del empleado municipal y velamos por dignificar cada día su función en el estado local”, aseguró ayer el jefe comunal.

El acto se llevó a cabo en las instalaciones del despacho del intendente y convocó la presencia del propio jefe comunal; el viceintendente, Juan Pablo Luque; el secretario de Economía; Germán Issa Pfister; el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), David González; el secretario general de la Asociación del Personal Jerárquico Municipal (APJM), Roberto Astete; secretarios municipales y referentes de las distintas agrupaciones sindicales.

“NO ES FACIL”

Tras la rúbrica del documento oficial, el intendente reconoció que “las paritarias no son fáciles de resolver en este contexto en el que vivimos. Recuerdo que a principios de año el gobierno nacional decía que íbamos a tener un 15 por ciento de inflación y los presupuestos provinciales y municipales se alinean bajo metas nacionales; sin embargo estamos cerrando el año en 40, 45 puntos”.

“Así y todo, en la paritaria y bajo el proyecto político que nos caracteriza de querer estar al lado del trabajador, logramos un acuerdo. No queremos perder lo que el Municipio siempre tuvo con los empleados y que tiene que ver con la coherencia sobre cómo manejar las finanzas porque nuestra responsabilidad es sostener la presencia del estado municipal en todas las áreas de la ciudad”, dijo.

Linares acentuó que “siempre queremos llegar con la mejor propuesta salarial porque reconozco que uno pasa, pero los empleados municipales quedan y son los dueños del municipio, los que hacen que todo esto funcione. Por mi parte, reconozco que el empleado municipal tiene que estar bien remunerado y este municipio tiene grandes trabajadores y tienen que tener un sueldo acorde a la función que cumple”.

El acuerdo firmado ayer fue el segundo del año, y fue por un 18 por ciento que será abonado en tres cuotas con retroactivo al mes de agosto para los empleados de planta transitoria, permanente y contratada.

“ENTRE LAS MEJORES PARITARIAS DEL PAIS”

“Estamos entre las paritarias que mejor cerraron a nivel país”, aseguró el secretario de Hacienda, Germán Issa Pfister, quien transmitió la satisfacción del Ejecutivo porque “no fue una paritaria sencilla, no por la relación entre el Municipio y los gremios que siempre ha sido muy buena y responsable, sino por el contexto inflacionario y la intención del intendente de que los empleados no pierdan el poder adquisitivo”.

“A principios de este año –recordó-, hemos otorgado un 10% y ahora sumamos tres cuotas más de 6%, con retroactivo a agosto; 6% a partir de octubre y otro 6% más a partir de enero de 2019; todos porcentajes acumulativos que sumados al incremento anterior, totalizan un aumento anual del 31,02 por ciento”, describió.

En ese tenor, manifestó que “seguramente esto no llega a cubrir las expectativas inflacionarias del 2018, pero a nivel de las paritarias que se cerraron en el país, estamos entre las más importantes”, al tiempo que se refirió a la determinación de un nuevo bono para fin de año, precisando que “por decisión del intendente Linares, se ha ratificado la bonificación anual extraordinaria que será de 7 mil pesos para planta permanente y transitoria”.

Por otra parte, Issa Pfister insistió en que “este acuerdo también contempló la actualización de las asignaciones familiares, con un incremento del 60 por ciento, en la línea que aprobó la legislatura hace un mes y medio aproximadamente” y adelantó que “en febrero de 2019 nos sentaremos nuevamente a negociar, teniendo en cuenta que el contexto económico no acompaña y estamos en pleno proceso de armado del presupuesto con variables que dan incertidumbre”.

“Vamos a mantener esta modalidad que venimos aplicando desde la gestión municipal en cuanto al tiempo y forma de pago de los salarios, adelantando el aguinaldo como sucedió el año pasado. Por eso creemos que es una paritaria que nos deja conformes a ambas partes y que nos posibilita abrir una nueva mesa de diálogo para el año que viene”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico