Los trabajadores de CPC van a cobrar el miércoles

Los trabajadores de CPC, representados por el titular de la UOCRA, Raúl Silva, firmaron ayer a la mañana el acuerdo en la delegación provincial de la Secretaría de Trabajo en Comodoro Rivadavia, que permitirá que los obreros cobren las quincenas adeudadas y el aguinaldo. Parte de los fondos serán aportados por Provincia, que luego los recuperará cuando se destrabe la situación judicial que atraviesa la empresa. Ante la falta de certezas sobre la continuidad, los trabajadores renunciarán.

Luego de cuatro días de piquetes intensos, que complicaron el tránsito entre Comodoro y Rada Tilly e impidió el ingreso de petroleros a los yacimientos, ayer a la mañana se firmó en la delegación local de la Secretaría de Trabajo de provincia el acuerdo que permitió destrabar el conflicto.

Tal como se había dispuesto desde Provincia, tras las gestiones del gobernador Mariano Arcioni ante el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio (n), los trabajadores podrán cobrar el miércoles las quincenas adeudadas, al igual que el aguinaldo que debieron percibir en diciembre.

El pago se hará en un porcentaje con fondos que pudo destrabar la propia empresa CPC, inhibida judicialmente como todas las firmas del Grupo Indalo, y con el aporte de Provincia que ante la situación decidió adelantar fondos que posteriormente recuperará.

“Para ayudar a destrabar el conflicto estuvieron tanto Provincia como el municipio”, destacó el dirigente de UOCRA, Raúl Silva, quien también adelantó que ante la falta de certezas laborales “los trabajadores renunciarán a la empresa para que se les entregue la libreta de fondo de desempleo y nosotros como sindicato veremos dónde podemos reubicarlos”.

GESTIONES

En este contexto, el ministro Coordinador de Gabinete, Sergio Mammarelli, destacó el trabajo político que desarrolló el gobernador Mariano Arcioni para destrabar el conflicto de CPC, ya que “no había forma de solucionarlo; todos se hacían los distraídos y nadie hacía nada”.

“El gobernador tomó el problema como casi propio y decidió destrabarlo”, manifestó el jefe de Gabinete provincial, quien advirtió que “las gestiones incansables” del gobernador comenzaron “primero en el diálogo con dirigentes de la UOCRA porque fueron muchísimas horas de conversación permanente hasta lograr por fin levantar el conflicto”, con la mediación además de la Secretaría de Trabajo.

El funcionario dijo que el gobernador estuvo desde el primer día de conflicto directamente involucrado. “Hay una labor silenciosa desde la órbita provincial en este y en los distintos conflictos que afectan al normal funcionamiento de las ciudades”.

Y sobre éste en particular, Mammarelli indicó que “basta con preguntarle al secretario general de la UOCRA en Comodoro Rivadavia (Raúl Silva) quién estuvo manejando esta situación”.

El ministro también habló de las implicancias de la medida de fuerza adoptada por los trabajadores de CPC. “A partir del corte de rutas tuvimos que destrabar este conflicto rápidamente porque no podemos tener una ciudad ni la actividad petrolera paradas”.

Se refirió asimismo al perjuicio que ocasionó no permitir el ingreso de trabajadores petroleros a los yacimientos y explicó que la actividad “es esencial para la Provincia, primero por el mantenimiento de las fuentes de trabajo y luego porque en el marco de la situación de emergencia económica estas medidas impactan en la baja de regalías provocada por una merma en los esquemas de producción del petróleo”.

En tanto, el viceintendente Juan Pablo Luque destacó las gestiones realizadas desde el municipio para solucionar el conflicto. “Desde hace varios días intentamos que alguien se involucre en el conflicto porque pasaba el tiempo y no había entendimiento entre Vialidad y la empresa”, sostuvo.

Luque comentó que los diálogos con el Gobierno provincial fueron beneficiosos y repasó: “me puse en contacto con el ministro (de Infraestructura) Alejandro Pagani, quien actuó rápidamente para que la Provincia abone una deuda con CPC y de esa manera se destrabe el conflicto”.

Por último, el viceintendente apuntó: “a nosotros nos mantenía en vilo esta situación que se vivía en las rutas de Comodoro y la preocupación de los trabajadores por los sueldos adeudados. A través de gestiones pudimos llegar a buen puerto”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico