Malestar de turistas al quedar varados a la salida de La Hoya

Más de 30 turistas que habían concurrido el viernes último a La Hoya a disfrutar de una jornada de esquí sufrieron la odisea de un retorno traumático y riesgoso, después de varias horas de estar varados, algunos en la base del cerro y otros a mitad de camino.

Finalmente, los turistas pudieron ser rescatados por camiones Unimog del Ejército y vehículos 4x4 de Gendarmería, Vialidad Provincial, bomberos el municipio de Esquel y otras reparticiones que se acercaron a brindar ayuda.

Algunos turistas que transitaron esta experiencia se expresaron luego por la redes sociales dando cuenta de lo vivido, destacando el trabajo de aquellos que realizaron los rescates pero manifestando su descontento con la empresa que tiene a cargo la concesión del centro de esquí (Don Otto) por la poca predisposición y falta de compromiso con lo que estaba sucediendo.

Según El Chubut, todo comenzó el viernes por la tarde, alrededor de las 17, según el parte de prensa difundido por la Municipalidad de Esquel. A esa hora se inició un dispositivo para habilitar la circulación de unos 80 vehículos que se encontraban atascados en la salida de la playa de estacionamiento y la salida del camino a La Hoya. Debido a la gran cantidad de nieve, algunos autos despistaron y otros rompieron cadenas, por lo cual debieron ser auxiliados. La circulación debía ser a vuelta de rueda.

La tarea de prevención estuvo a cargo de la Dirección de Protección Civil municipal, Gendarmería Nacional, y Vialidad Provincial.

Una vez que la larga cola de vehículos logró pasar el puesto de control ubicado en la curva de la cantera camino a La Hoya, las dos máquinas de Vialidad comenzaron a subir al CAM La Hoya junto con vehículos del municipio, Gendarmería y Bomberos Voluntarios Esquel para asistir y evacuar a turistas que quedaron aislados en el cerro.

El equipo de rescate logró llegar a la base del cerro a la 1 de la madrugada del sábado y minutos después comenzó el descenso de las personas varadas.

Mientras tanto, las 36 personas varadas fueron asistidas por refuerzos del Club Slalom, evacuándolos con vehículos de Gendarmería, Ejército, Vialidad, municipio e inclusive dos vehículos particulares, pero ninguno de la empresa concesionaria que explota La Hoya, apuntaron los turistas.

Por otro lado, se indicó que la comunicación telefónica era muy deficiente y por lo tanto se utilizó equipos VHF de las fuerzas de seguridad, gestionándose más recursos, manteniendo comunicación con el cuartel de Bomberos Voluntarios y Protección Civil.

El trabajo de evacuación finalizó cerca de las 4 de la madrugada del sábado, con todas las personas ya ubicadas en la ciudad de Esquel.

Los equipos municipales estuvieron dirigidos por Sergio Caneo, director de Protección Civil; el secretario de Turismo, Gustavo Simieli; el director de Turismo municipal, Guillermo Clavé, y el secretario de Deportes y Recreación, Mariano Riquelme.

La asistencia también contó con el aporte de 15 efectivos de Gendarmería, 6 operarios de Vialidad Provincial y 16 del Municipio de las áreas de Protección Civil, Obras Públicas, Ambiente, Tránsito, Deportes y Turismo. También se contó con la inestimable colaboración de Sebastián Herrera y María Soledad Aguirre, refugieros del Club Slalom, y personal del Ejército que dieron la primera respuesta a los turistas varados en el cerro.

Los turistas agradecieron al Club Slalom que albergó a todos los varados durante las horas que duró la asistencia, cuestionado la falta de respuesta de la empresa concesionaria de La Hoya que no activó ningún protocolo de asistencia ante esta situación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico