Malvinas: presidente de centro es investigado por irregularidades

Gerardo David es investigado por percibir de manera exclusiva ingresos a través de una concesión que el municipio le entregó originalmente al colectivo de ex combatientes.

Una concesión, años de mentiras e ingresos no repartidos . Ese es el origen de la investigación que inició el fiscal de Delitos Económicos, Marcelo Jara, y que tiene a un ex presidente de la Asociación Veteranos de Malvinas de Neuquén bajo la lupa por un enriquecimiento ilícito de cerca de 200 millones de pesos.

Los allanamientos realizados por Fiscalía y Policía de Delitos Económicos tuvieron como origen un manejo irregular de los ingresos percibidos a través de predios de estacionamiento, baños y calesita del Parque Central, que les fueron concedidos en marzo de 2012 a la Asociación de Veteranos por el gobierno.

Sin embargo, lejos de ser algo tan simple como una negativa a someterse al traspaso de autoridad, la defraudación por la que se lo acusa a al ex presidente del centro, Gerardo Daniel David, es una que llevaba años en funcionamiento y algo que los miembros de la organización aseguran que ignoraban.

"La playa de estacionamiento es mía" era el simple argumento que solía utilizar David al ser consultado. Esa fue la postura que mantuvo desde 2012, cuando la concesión les fue otorgada en un acto privado con el entonces intendente, Horacio "Pechi" Quiroga, y otros pocos funcionarios. Escudado por la privacidad del encuentro y la aparente complicidad del tesorero de su gestión, el resto de los miembros confió en su palabra.

"Esta concesión en manos de una sola persona siempre tuvo un tinte sospechoso, pero David siempre fue militante del centro, siempre estuvo y era una cara muy conocida, entonces estábamos entre que se sospechaba y no se sospechaba. La gente de la organización siempre se preguntaba y siempre estuvo este halo de duda, pero él siempre dijo 'la playa de estacionamiento es mía'", contó Jorge Minué, presidente de la comisión que resultó ganadora y debe asumir su mandato.

Lamentablemente, la defraudación cometida por años fue sólo la punta del ovillo, ya que con el avance de las averiguaciones internas surgió "un sinfín de irregularidades en el manejo del patrimonio del centro". Minué mencionó como ejemplo la compra de una camioneta cerca del año 2000, que nunca ingresó al inventario de la agrupación sino que quedó en poder exclusivo de David, quien al ser cuestionado de su accionar se limitó a responder: "Si no me la merezco yo, ¿quién se la merece?".

También se detectó un dinero recibido en calidad de préstamo de parte de un comerciante neuquino en 2012, a quien se le devolvieron 30 mil dólares a razón de 2 mil por mes, a pesar de que nunca se supo adónde fue a parar la plata.

Y como si fuera poco, en marzo de 2020 también surgió la existencia de otra denuncia en la justicia de Buenos Aires contra el ex presidente por la apropiación de una camioneta perteneciente a la Federación Nacional de Veteranos.

Fuente: La Mañana de Neuquén

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico