Más de 100 obreros de la construcción perdieron su trabajo en los últimos meses

Se trata de los desocupados que quedaron cesantes en los yacimientos de la Cuenca del Golfo San Jorge durante los últimos siete meses. Según se informó, 60 operarios prestaban servicios en Pan American Energy y otros 40 en YPF. Por un acuerdo que realizó UOCRA con las operadoras, cobran un subsidio de 15.000 pesos y mantienen su obra social por un tiempo determinado.
La crisis petrolera que afecta a la Cuenca del Golfo San Jorge, originada en el bajo precio del barril de petróleo, golpea también a los trabajadores afiliados a la UOCRA (Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina) que prestan servicios en yacimientos.
Según se informó, en los últimos siete meses más de 100 trabajadores perdieron sus puestos laborales en las locaciones petroleras. Del total, 60 prestaban servicios en los yacimientos de Pan American Energy (PAE) y los restantes en las áreas de YPF.
El dato se confirmó ayer luego de que trabajadores desocupados reclamaran a la compañía de bandera el pago del subsidio de agosto, en virtud de que al término de la primera quincena de este mes todavía no habían cobrado los 15.000 pesos que acordaron las operadoras con el gremio ante los numerosos despidos.
Finalmente, luego de gestiones y un reclamo en la puerta de la base central de la operadora, a los desocupados les garantizaron el pago de sus subsidios y levantaron la medida de fuerza que habían iniciado a media mañana.

UN AYUDA EN LA CRISIS

Se debe recordar que el gremio de la UOCRA, ante el inicio de las desvinculaciones en la industria petrolera que ya se cobró cientos de bajas en SP, PAE, YPF, San Antonio y Tecpetrol –yacimiento que se encuentra en conflicto– firmó un acuerdo con Pan American Energy e YPF para que los trabajadores que sean despedidos cobren 15.000 pesos por siete meses y mantengan su cobertura médica a través de una obra social.
El objetivo era que no perdieran todo su poder adquisitivo, mientras se intenta reacomodarlos en algún sector, una tarea difícil cuando se producen bajas en una industria golpeada por el precio del petróleo y los nulos incentivos a la actividad por parte del Gobierno nacional para mejorar la competitividad de la cuenca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico