Más docentes serían denunciados por casos de violencia 

En la asamblea del martes se cuestionó a las autoridades por la falta de presupuesto para el programa de violencia de género y por la falta de comunicación para tratar determinados temas. Más docentes y alumnos estarían involucrados en casos de abuso y acoso.

Las denuncias se multiplicaron en los últimos meses en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) y llevaron a que la casa de altos estudios confirmara que hay, por lo menos, 29 casos de violencia de género. Un dato que recién se conoció en la última sesión del Consejo Superior. A todo esto, como informó El Patagónico, existe un manto de sospecha por la eventual protección del poder político que habría tenido un docente denunciado por abuso o acoso.

Y las denuncias podrían aumentar en los próximos días. Es que en la asamblea que se realizó el martes en la Universidad se conocieron nuevos casos en los que estarían involucrados docentes y alumnos. Las víctimas no se animaron a denunciar en su momento por temor a represalias y porque la institución no contaba con los mecanismos necesarios para atender estos casos. Ahora se evalúa avanzar contra los agresores.

En diálogo con El Patagónico, Emilse Saavedra, dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MTS) y de Juntas y a la Izquierda, explicó que la asamblea fue una puesta en común entre los presentes. “Había varias compañeras que querían hacer su denuncia y no tenían conocimiento de cómo funcionaba la Universidad en este tema”, destacó.

Las críticas por la falta de información por parte de la casa de altos estudios fueron un punto en común en la asamblea. “Las chicas no tenían conocimiento del protocolo. Hubo mucha crítica hacia la comunicación de la Universidad porque está fallando en informar que hay un protocolo desde 2019 y nadie sabe por qué no se aplica. No hay un lugar; no hay una persona y no hay referencia hacia esas personas que están a cargo del protocolo”, cuestionó.

SIN PRESUPUESTO Y SIN RESPUESTAS

“Yo desde mi posición política y militante exigí respuestas ¿Por qué no hay un presupuesto para combatir los casos de violencia, de acoso y abuso en la Universidad? ¿Por qué no hay un equipo interdisciplinario y un lugar para recibir las denuncias? O alguna referencia pública para que todas las estudiantes, docentes y todas las personas que quieran denunciar al interior de la Universidad lo hagan. A todo eso no obtuve respuesta”, resaltó Saavedra.

Uno de los temas que más preocupa es la falta de presupuesto, por lo que se acordó una agenda de reclamos para que las autoridades tomen cartas en el asunto. “La respuesta de las autoridades presentes fue que hay un presupuesto mínimo que es el que depende de (Secretaría de) Bienestar Universitario y es el que se va a destinar para algunas de estas cuestiones. No hay presupuesto definido planteado, asignado o planteado directamente para usar para un equipo en cada sede de la Universidad, para la construcción de un lugar, o para la difusión de material”, aseveró y consideró que “todos coincidimos en que necesitamos más presupuesto”.

“Tuvieron que pasar un montón de casos en todas las sedes al mismo tiempo para que empiecen a dar un poco de respuestas”, añadió.

NUEVAS DENUNCIAS

Sobre la posibilidad de avanzar con nuevas denuncias, Saavedra manifestó que, si bien la asamblea estaba planteada para que se acercaran más personas, se optó en seguir un protocolo para no revictimizar a las denunciantes. “Muchas veces en estos casos se hace que la víctima cuenta como 30 veces lo que le ocurrió. Por mi parte no quería que las compañeras pasaran por esa situación y nos quedó el contacto para ver cómo las podemos acompañar”, afirmó tras detallar que los casos involucran a estudiantes y a docentes.

Asimismo, la dirigente sostuvo que las asambleas continuarán para visibilizar la falta de acciones por parte de la casa de altos estudios. “Nos parece que a nosotros nos corresponde organizar un plan de lucha para pedir presupuesto y visibilizar la problemática, así como que hay un protocolo, pero está haciendo poco y no alcanza. Quedamos en volver a encontrarnos después del receso y convocar a otra asamblea para convocar otras actividades en la Universidad”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico