Multitudinaria despedida al primer gobernador constitucional de Santa Cruz

Jorge Cépernic murió en la noche del domingo a los 95 años, la misma edad que tenía su compañera de toda la vida, la docente Sofía Vicic, quien falleció el 7de mayo. Ayer, una multitud participó de las exequias de quien fuera el primer gobernador constitucional de Santa Cruz. El Poder Ejecutivo decretó tres días de duelo.

Caleta Olivia (agencia)
Los restos de Jorge Cépernic fueron velados en una funeraria particular de la calle 25 de Mayo en Río Gallegos, donde se ofició un responso al cual asistió el actual mandatario provincial, Daniel Peralta, y al cierre de este informe periodístico se preveía la inhumación de sus restos en el cementerio de la capital provincial.
El propio titular del Poder Ejecutivo decretó la suspensión de todas las actividades oficiales de la víspera y tres días de duelo en todo el ámbito provincial, hasta mañana inclusive.
En ese sentido, se señaló que “el fallecimiento de tan reconocido y apreciado ciudadano, no sólo enluta al Gobierno provincial sino a toda la comunidad santacruceña, en la que se había ganado un lugar de acendrado cariño”.
Se recordó también que “Don Jorge Cépernic consagró su vida a la actividad política, entre otras, habiendo accedido, a través del sufragio popular, al cargo de gobernador de la Provincia en el año 1973”.
Consecuentemente, “el Poder Ejecutivo Provincial, como fiel intérprete del sentir del pueblo, no puede permanecer ajeno al dolor que provoca su partida, por lo que resulta un deber honrar su memoria con motivo de su lamentable desaparición”.
Es por ello que declaró duelo provincial por tres días y por la misma norma determina que las Banderas Nacional y Provincial deberán permanecer a media asta en todos los edificios públicos provinciales durante los tres días.

ENCARCELADO, PERO NUNCA VENCIDO
Cépernic fue gobernador por elección popular, desde 1973 hasta el golpe militar de 1976 que lo suspendió en sus funciones, siendo encarcelado por cinco años en el Penal de Magdalena.
Aunque nunca se confirmarán las razones de esta detención, se atribuye a un alto oficial del Ejército la versión que indica que fue, entre otras razones, por colaborar en la película “La Patagonia Rebelde” –basada en la obra de Osvaldo Bayer– y no suspender esa filmación.
Fue un apasionado de los temas santacruceños y se ocupó de recoger información sobre los hechos de las huelgas patagónicas mucho antes de que el tema cobrara importancia en los años setenta, colaborando con la investigación de Osvaldo Bayer que derivó en el libro “Los Vengadores de la Patagonia Trágica” y luego, con la filmación de la película que dirigió Héctor Olivera.

HOMENAJE  EN VIDA
En setiembre de 2008, en la circunvalación de las rutas Nacional 3 y Provincial 5, fue descubierto un busto erigido al Primer Gobernador Constitucional.  El propio Daniel Peralta presidió el acto que dio cumplimiento a un proyecto que, en abril del año 2000, presentara un grupo de legisladores justicialistas integrado por Judith Forstmann, Héctor Icazuriaga, Juan Balois Pardo, Carlos Hugo Muratore y Juan Carlos Batarev.
Dirigentes políticos, militantes y público en general estuvieron en el acto donde fue descubierto el busto emplazado sobre un monolito, donde se descubrieron además varias placas recordatorias en reconocimiento a la trayectoria y trabajo del querido dirigente y vecino: una perteneciente a la Presidencia de la Nación; otra en representación del Gobierno de Santa Cruz, una del gobernador Daniel Peralta y una de la militancia justicialista.

VIDA FAMILIAR
En los diarios de la capital provincial se reproducen pasajes de su vida familiar, señalándose entre otras cosas que contrajo matrimonio con Sofía Vicic el 21 de junio de 1943 en la Iglesia Nuestra Señora de Luján. De esa unión nacieron Jorge Marcelo y Mónica Sofía.
De su hijo Marcelo, casado con Ana María Vivanco, tuvo tres nietos: María Marcela, Juan Manuel y Tania, y de ellos, varios bisnietos.
El 7 de mayo murió su compañera durante 67 años y el domingo por la noche su vida se apagó en la vivienda de típica arquitectura patagónica donde residía, en la calle Rivadavia al 100 de Río Gallegos.
A pesar de un ofrecimiento oficial para despedirlo con merecidos honores en la Casa de Gobierno, por decisión familiar, sus restos fueron velados en una cochería particular. Además, el ex gobernador adhería a la decisión de no recibir ofrendas florales, solicitando que todo gasto se transformara en donaciones a una escuela.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico