Nadia Kesen presentó un nuevo domicilio y volverá a cumplir su condena bajo arresto domiciliario

El viernes Nadia Kesen pasó la noche en la alcaldía policial después que el juez Mariano Nicosia le revocara la prisión domiciliaria bajo la que estaba cumpliendo su condena de 7 años por el crimen del padre de su hija, Domingo Expósito Moreno. Es que el Juzgado de Familia había establecido que no podía domiciliarse en la misma vivienda donde reside la niña, quien está bajo la tutela de su abuela materna. Ayer, durante una audiencia de revisión presentó otro domicilio y volvieron a otorgarle el beneficio de prisión domiciliaria.

Nadia Kesen presentó un nuevo domicilio durante la audiencia de revisión que se desarrolló ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. Así, después de pasar una noche en una celda de la alcaidía policial, volverá a cumplir arresto domiciliario por la condena de 7 años que recibió por el homicidio del padre de su hija, Domingo Expósito Moreno. Se trata de una condena cuya sentencia todavía no está firme por lo que se le otorgó la prisión domiciliaria.

Sin embargo, la medida le había sido revocada el viernes cuando el Ministerio Público Fiscal recibió una notificación del Juzgado de Familia, que indicaba que la tutela de su hija estaba a cargo de la abuela materna por lo que ella no podía compartir el mismo domicilio.

Esto fue planteado ese día ante el juez Mariano Nicosia y como Kesen no tenía domicilio alternativo para presentar, pasó la noche en la alcaidía policial. Ayer, ante otros dos jueces penales, fijó nuevo domicilio y podrá seguir cumpliendo su condena bajo arresto domiciliario, confirmaron fuentes judiciales.

EL CASO

Hay que recordar que en octubre de 2016, Kesen fue condenada, junto a su novio Sergio Solís, por el crimen del ciudadano español Domingo Expósito Moreno. Mientras Solís deberá pasar 17 años en prisión, a Kesen le dictaron una condena de 7 años.

Expósito Moreno fue asesinado a balazos en la puerta de su domicilio, en el barrio 13 de Diciembre, durante la noche del 25 de junio de 2014, ante la mirada de su entonces novia Carolina Gayá y el pequeño hijo de la mujer.

El ataque ocurrió al descender del vehículo de su pareja.

Según la principal testigo del crimen, enfrente se encontraba estacionado un Volkswagen Gol del cual -según la acusación fiscal- descendió Sergio Solís desde el asiento del acompañante. Con un arma de fuego Magnum calibre 44, apuntó a Expósito Moreno y descargó al menos cinco disparos que le provocaron la muerte en forma casi instantánea.

La víctima había llegado a Comodoro Rivadavia desde España para recuperar a su hija de 6 años y llevarla de regreso a Andalucía, tal como había dispuesto la Justicia española, luego de que Kesen abandonara ese país con la pequeña, entonces de 5 años, sin la autorización paterna.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico