Nazarena Romero: disciplina y constancia que tienen sus premios

Nunca nada fue fácil para la actual titular super gallo WBA interina, la catamarqueña Nazarena "Capricho" Romero. Ni siquiera en este especial año 2020 en el cual terminó como campeona mundial, galardonada por los medios y reconocida por el universo pugilístico.

La pandemia del coronavirus sorprendió a Nazarena Romero preparándose para su pelea mundialista, en marzo, ante la jujeña Julieta Cardozo, lo cual debió esperar ya que el boxeo y el planeta entero se paralizaron.

Luego de superar una vida llena de penurias, pobreza y violencia de género, cuando al fin podía asomar definitivamente la cabeza y alcanzar la consagración deportiva y personal, la vida le puso a Romero otra prueba: la de la espera y la paciencia.

Con coraje, como pudo ganarle a los puñetazos de la vida, además de trabajo y constancia, la catamarqueña de 26 años, afincada en Córdoba, aguardó que arribara la esperada chance. Tanto ella, como sus promotores Sampson Boxing y Tello Box, no perdieron las esperanzas en que la pactada pelea titular de marzo pudiese llevarse a cabo. Finalmente, y aun en pandemia, la fecha llegó: 5 de diciembre en La Calera, Córdoba.

Solamente dos asaltos le bastaron a Nazarena para consagrarse campeona mundial ante “La Zorrita” Cardozo. Son los únicos que “Capricho” disputó en el año, pero fueron suficientes para que, por ejemplo, el prestigioso diario La Nación (a través de la pluma del reconocido periodista Osvaldo Príncipi) la declarara “mejor boxeadora de la temporada” y que la Agencia Córdoba Deportes la ternara entre las más destacadas deportistas de 2020.

La chica que primero llamó la atención por su tremenda historia de vida, también trascendió por sus logros deportivos, esos que también llevaron a la Unión de Periodistas de Boxeo de Argentina (UPERBOX) a incluir a Nazarena en la terna de “Revelación 2019” para la fiesta de los Premios Firpo que también se vio suspendida por el Covid-19. La “revelación” ya se hizo realidad.

Una pelea, dos rounds, el título del mundo. Una historia vertiginosa sazonada con la determinación y disciplina con las que Nazarena Romero, la “Capricho”, empieza a cosechar los reconocimientos que largamente merece, no solo como boxeadora sino también como persona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico