No creyeron la versión del asesino de Battaglia

José Díaz fue imputado por el homicidio ocurrido el lunes al mediodía en Km 15, en la zona de El Faro, y permanecerá en prisión.

Julio César Battaglia golpeó a su asesino con un fierro y después recibió la puñalada mortal, según atestiguó su propio hijo. Sin embargo, el juez le dictó dos meses de prisión preventiva.

La Justicia de Comodoro Rivadavia formalizó este miércoles la apertura de la investigación por el homicidio de Julio César Alejandro Battaglia, ocurrido el lunes en la zona de chacras de El Faro, en Kilómetro 15.

El fiscal Marcelo Crettón detalló que eran alrededor de las 11:30 cuando el imputado José Raúl Díaz llegó hasta el domicilio de la víctima y protagonizaron una fuerte discusión. El acusado tenía en su poder un arma blanca y le asestó a Battaglia una certera puñalada que le atravesó el corazón.

La abundante pérdida de sangre provocó la muerte del hombre de 29 años oriundo de la provincia de Salta. Ello ocurrió una vez que ingresó a la guardia del Hospital Regional.

El fiscal imputó a Díaz por el delito de homicidio simple y pidió 4 meses de prisión preventiva, mientras la defensora pública María Cristina Sadino recordó que su cliente se entregó ante la policía minutos después de producido el crimen, planteando que se trató de un caso de “legítima defensa”.

Relató que el hijo menor de la víctima declaró que Díaz llegó hasta su casa y que en medio de la discusión su papá le pegó con un fierro al vecino y éste solo se defendió con el cuchillo que ya llevaba entre sus ropas. Las fuentes de la investigación aseguraron que el tramo de caño que tenía Battaglia era de PVC.

El juez Jorge Odorisio pasó a un cuarto intermedio para analizar los pedidos de las partes y minutos después no hizo lugar al planteo defensivo. Argumentó que el imputado se dirigió a la casa de la víctima armado con un cuchillo.

En ese marco, imputó a Díaz por el delito expuesto por los representantes fiscales y le dictó 2 meses de prisión preventiva mientras avanza la investigación preliminar.

Battaglia era un joven muy apreciado en vastos sectores de la ciudad, donde se lo conocía por su colectivo acondicionado con el que repartía alimentos entre quienes lo necesitaban.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico