Nuevos barrios: "Los Arenales" progresa rápido con la iniciativa de sus habitantes

Los primeros pobladores llegaron en 2008, cuando la electricidad y el agua potable estaban limitados para 20 familias. Las gestiones de los propios vecinos permitieron que luego pudieran acceder al gas natural y al servicio de transporte público de pasajeros. Ahora trabajan para concretar el sistema de cloacas y los cordones cuneta.

Comodoro Rivadavia continúa creciendo a ritmo sostenido y el desarrollo se refleja en los distintos barrios que conforman la zona sur y la zona norte de la ciudad. Malvinas Argentinas, las Fracciones 14 y 15, Bella Vista Oeste, Los Arenales, Los Bretes, Roque González y exRadio Estación de YPF son los sectores que en los últimos años han crecido sustancialmente y que incluso han conformado sus asociaciones vecinales o comisiones de vecinos.

Uno de los barrios más nuevos es “Los Arenales”, que se encuentra a la vera de la ruta Nacional 26, camino a Sarmiento. Los terrenos fueron entregados en 2007 y los primeros 20 pobladores comenzaron a llegar un año más tarde, sabiendo todas las limitaciones que existían en esos tiempos. Es que hace diez años, en el sector había electricidad y agua potable para solo 20 familias, y no había gas y tampoco cloacas y servicio de transporte público.

CLOACAS Y CORDON CUNETA

Lo cierto es que los años pasaron y cada vez más personas llegaron a Los Arenales. Así se conformó la primera comisión de vecinos que comenzó a trabajar en las demandas más urgentes del barrio.

Uno de los primeros objetivos fue imponer los nombres que le dan identidad al sector y a sus calles. Más tarde llegó uno de las mayores victorias: el gas, que entusiasmó a otras familias a adquirir un terreno en la zona. Luego sería el turno del servicio de transporte de público que comenzó a funcionar hace dos años y que en la actualidad cuenta con cinco frecuencias.

En la actualidad, se estima que 140 familias viven en el barrio. Y según su vecinalista Fernando Vázquez, todos los avances que se produjeron son fruto del trabajo y la dedicación de sus habitantes.

“Todo lleva mucho trabajo y gestión. Son muchas horas de hablar y estar gestionando. Pero todo se logra gracias a la unión entre los vecinos y el deseo de tener una mejor calidad de vida”, explicó.

Sin embargo, más allá de todos los objetivos, los vecinos tienen dos preocupaciones básicas: cloacas y cordón cuneta. “Tenemos proyectos de cloacas que están trabados con licitaciones de la Municipalidad y una empresa, y lo mismo está pasando con el cordón cuneta. Pero vamos a seguir gestionando para que se puedan destrabar y que el barrio sea lo más completo posible”, señaló Vázquez, quien recordó que el año pasado surgió otro inconveniente mayor: el desborde del arroyo La Mata producto del temporal.

Por lo pronto, desde el Gobierno provincial ya confirmaron la realización de una obra de contención que evite que un nuevo desborde del curso de agua afecte a los vecinos. Ahora solo resta esperar que se concrete y que luego se avance en las cloacas y cordones cunetas, que completarán la estructura de uno de los barrios más jóvenes de la ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico