Otamendi vivió un día de terror: lo amenazaron, lo maniataron y le robaron

El jugador del Benfica y la selección argentina volvía de un partido cuando cuatro ladrones lo abordaron, le pusieron un cinturón alrededor del cuello e ingresaron al domicilio en el que vive junto a su familia.

El futbolista argentino Nicolás Otamendi atravesó un terrorífico episodio en la madrugada de este lunes cuando regresó a su hogar luego del partido que Benfica disputó en condición de visitante ante Famalicão en el marco de la fecha 14° de la primera división de Portugal. Cuatro asaltantes lo abordaron de manera violenta y lo obligaron a ingresar su hogar, donde perpetraron un importante robo.

Según informaron el diario Correio da Manhã y otros medios portugueses, los delincuentes interceptaron al defensor de la selección argentina cuando ingresaba a su hogar, lo inmovilizaron y le pusieron un cinturón alrededor del cuello. De esa manera lo hicieron adentrarse en la propiedad, donde estaban su esposa e hijo, quienes entraron en pánico. En principio, los asaltantes se habrían llevado dinero - la cantidad no ha trascendido- y relojes que el futbolista surgido de Vélez tenía en su poder.

El robo ya está siendo investigado por la Policía Judicial de Portugal y se ha iniciado un proceso para intentar dar con los atacantes. Por el momento, se ha dispuesto una guardia a cargo de agentes de seguridad privada en la puerta de la casa de Otamendi.

El Benfica publicó un comunicado en relación al hecho: “Benfica confirma que su jugador Nico Otamendi fue víctima de un atraco en su domicilio durante la madrugada de hoy. El deportista y la familia están bien, a pesar del enorme malestar que genera la situación por la que atraviesan”. l defensor argentino había sido titular el domingo en el partido que Benfica disputó ante Famalicão de visitante (REUTERS/Pedro Nunes)

“Benfica pide que la privacidad del jugador y su familia sea respetada por todos los medios de comunicación, a la espera de que se lleven a cabo las investigaciones iniciadas por las autoridades”, concluyó el escrito.

Nicolás Otamendi, de 33 años, fue titular el domingo en la victoria de Benfica por 4-1 en condición de visitante ante Famalicão. Jugó los 90 minutos y fue clave para lograr un triunfo que le permite a las Aguilas llegar a los 34 puntos en la tabla de posiciones y ubicarse a cuatro de la cima, compartida por Oporto y Sporting de Lisboa.

Esta no es la primera vez que un futbolista argentino es víctima de un robo en su hogar en Europa. En marzo de este año, Ángel Dí María sufrió un asalto en su casa ubicada en la zona de Neuilly-sur-Seine. Los delincuentes ingresaron por la planta superior y, una vez en el lugar, vaciaron una pequeña caja fuerte que contenía joyas y relojes. El monto de lo robado fue de unos 500 mil euros. A pesar de que la familia del jugador del PSG estaba en la residencia, los asaltantes pasaron desapercibidos y escaparon con el botín sin ser descubiertos.

Luego, en octubre, las autoridades francesas detuvieron a tres sospechosos del hecho: se trató de tres hombres de entre 25 y 30 años, dos de los cuales fueron reconocidos por los servicios policiales por delitos anteriores.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico